Back to top
25.01.2010

Munda, Pakistán: “Hay una necesidad apremiante de abrir un campo que reúna las condiciones adecuadas para estas personas”

El martes, 12 de enero en Munda, en el distrito de Lower Dir de la Provincia de Frontera del Noroeste, personal de Médicos Sin Fronteras (MSF) y del Departamento de Salud empezaron una campaña de vacunación contra el sarampión para la población desplazada menor de 15 años. En tres días, 2.100 niños fueron vacunados por los tres equipossituados en diferentes zonas en torno al campo de Munda. El Departamento de Salud proporcionó las vacunas y la cadena de frío y los equipos de MSF llevaron a cabo la vacunación

-A A +A

Desde noviembre de 2009, nuevas oleadas de desplazados llegaron a Lower Dir huyendo de la violencia en Bajaur Agency. En Lower Dir, MSF ha estado prestando apoyo a las familias desplazadas en el campo de Munda, donde se montaron tiendas para acomodar a unas 450 familias, y en un edificio situado en la zona del mercado. Los equipos de MSF distribuyeron también artículos de primera necesidad y se encargaron de potabilizar agua y de instalar letrinas y duchas. Los equipos sanitarios de MSF proporcionan actualmente cuidados médicos tanto a la población desplazada como a la población local de Munda, ambas directamente afectadas por el conflicto. A día de hoy, la población desplazada representa el 40% de la población total de Munda.

En diciembre, llevamos a cabo una encuesta rápida entre las familias para comprobar si estaban o no vacunados contra el sarampión,” explica el Dr. Ahmed Mukhtar, coordinador médico de los proyectos de MSF en Pakistán. “Descubrimos que muy pocos niños habían sido vacunados. Y en una población ya de por sí debilitada por las pobres condiciones de vida que tiene soportar y que habita en lugares superpoblados, un brote de sarampión puede propagarse rápidamente y tener graves consecuencias para la salud, especialmente para los niños. Por este motivo, todos los niños con edades comprendidas entre los 6 meses y los 15 años tenían que ser vacunados lo antes posible.” La vacunación finalizó en tres días y se logró una cobertura del 76%.

Aún así, las condiciones de vida de las familias desplazadas que buscaron refugio en el Mercado siguen siendo muy difíciles. “Este edificio actualmente alberga a más de 4.500 personas,” describe Ahmed Mukhtar. “Los espacios tan hacinados como éste son propensos a brotes de enfermedades como la diarrea aguda y el cólera. Además, el propio edificio representa una amenaza para la seguridad, pues está a medio construir”. 

MSF está estudiando estos días la posibilidad de abrir un nuevo campo para responder a las necesidades de los desplazados. “Existe la acuciante necesidad de abrir un campo para estas personas, “añade el Dr. Mukhtar. “Esto ayudará a montar refugios para las familias y proporcionarles el acceso adecuado a agua potable limpia, letrinas y duchas.” 

Mientras en Muda nuestros equipos siguen asistiendo a las familias desplazadas por la persistente violencia, MSF también expresa su preocupación por la situación a la que debe hacer frente la población de Bajaur Agency, y está estudiando evaluar sus potenciales necesidades médicas.

------------------------------------------------------------------

Desde 1998 MSF ha estado proporcionando asistencia médica gratuita a la población pakistaní y a los refugiados afganos que padecen los efectos de conflictos armados, de un pobre acceso a la atención sanitaria y de desastres naturales en NWFP, FATA, Baluchistán y Cachemira. 

MSF ha decidido depender solamente de donaciones privadas para su trabajo en Pakistán y no acepta fondos de ningún gobierno.

Comentarios