Back to top
25.05.2015

Nepal: “todo el mundo tiene miedo”

Los equipos de MSF se organizaron rápidamente para proveer auxilio a la población nepalí después del primer terremoto. Ann Taylor, jefa de misión, explica como la ayuda fue desplegada después del impacto del segundo terremoto.

-A A +A

¿La situación está regresando a la normalidad?

Sentimos la tierra moverse casi cada día. Hay réplicas de 7,8 grados de magnitud del terremoto que golpeó Nepal el pasado 25 de abril. Sin embargo, el 11 de mayo hubo una sacudida cercana a los 7,3 grados en la escala de Richter. Todo el mundo está asustado. Hoy (por la semana pasada) estuve en el hospital ortopédico de Katmandú, donde vamos a trabajar. No he visto ningún paciente entrando en los edificios del hospital: todos están afuera. Estas personas, que resultaron heridas durante los terremotos y se sometieron a cirugías ortopédicas, están hospitalizadas en tiendas. Sin embargo, y debido a la falta de espacio, algunos están en camas bajo lonas de plástico. Dada la situación, la primera cosa que procuramos hacer es proveer tiendas. Esta semana montamos dos grandes carpas que pueden albergar 50 pacientes y vamos a añadir otra para 70 personas.

El hospital ortopédico de Katmandú tiene una sala de operaciones que podría funcionar bastante bien, pero nadie quiere ir allí. De hecho, la cirugía se lleva a cabo al aire libre, bajo una tienda de campaña especialmente acondicionada montada en los terrenos adyacentes del hospital. Va bien. Las necesidades más acuciantes son los cuidados postoperatorios, así que estos serán la prioridad en nuestro trabajo. Además, Un fisioterapeuta trabajará en la rehabilitación de los pacientes. Vamos a instalar una tienda especial para fisioterapia y terapia psicológica que proveerá ayuda a las víctimas del terremoto que lo requieran.

 

¿La gente pasa miedo?

Sí. La gente está traumatizada. Están asustados. El 11 de mayo, día del segundo terremoto, la gente entró en pánico. Los que estaban dentro de sus casas y en los alrededores huyeron corriendo: son plenamente conscientes del riesgo de permanecer dentro de un edificio. Yo estuve en Arughat, en el distrito de Gorkha, donde muchas casas quedaron seriamente dañadas. Había paredes que todavía se mantenían en pie, pero estaban resquebrajadas y con riego de derrumbe.

 

¿Ante esta situación, qué asistencia puede dar MSF?

En las regiones montañosas los residentes de aldeas aisladas apenas han recibido ayuda. Solo los heridos fueron trasladados a los hospitales por el ejército para recibir tratamiento. Muchas rutas están cortadas y los helicópteros son el único medio para alcanzar esos pueblos situados a gran altitud. El 21 de mayo un equipo logístico pudo aterrizar en una aldea de la región de Arughat para distribuir kits de higiene, que incluyen jabón toallas, cubos y detergente. Un equipo médico los acompañó e iniciaron reconocimientos. El helicóptero tuvo que regresar un sinfín de veces para entregar los kits. Los dos equipos – el médico y el de distribución– fueron a diferentes aldeas remotas. La operación se reanudará de nuevo la próxima semana, con la distribución de tiendas, mantas y bidones, porque entre el 80 y el 100% de las casas están destruidas en esa zona. Las personas están durmiendo a la intemperie y necesitan refugio. Es muy urgente proveerlo antes que los monzones empiecen pronto.

La operación con este helicóptero nos permitirá también referir pacientes a nuestro hospital en Arughat, si es necesario. La acción incluye una sala de operaciones, una unidad de parto y alumbramiento, y una sala de emergencia. Instalamos y abrimos este hospital de 20 camas el 8 de mayo, pero los pacientes todavía se enfrentan una dificultad considerable de movilidad en todo el país.

 

Comentarios