Back to top
30.10.2008

Níger: La sección francesa de MSF obligada a irse del país

MSF solicita al gobierno de Níger, a UNICEF y al Programa para la Alimentación Mundial (PAM) que intervengan en Maradi para que los niños desnutridos reciban la atención que necesitan

-A A +A

El 18 de julio de 2008, el gobierno de Níger interrumpió de forma repentina y sin explicaciones las actividades médicas y nutricionales de la sección francesa de MSF en la región de Maradi, con graves consecuencias en términos de mortalidad infantil.

En el transcurso de estos últimos meses, MSF ha hecho lo imposible para conocer las razones de esta decisión, aclarar su trabajo médico y redefinir con las autoridades del país las modalidades de su intervención. El 21 de octubre en Niamey, ante la negativa por parte del gobierno de autorizar la reanudación de las actividades de MSF, se solicitó el arbitraje del Presidente de la República de Níger, Mamadou Tandja. Ante el silencio que ha recibido como respuesta, la sección francesa ha decidido materializar el deseo del gobierno de “ver a MSF irse del país”.

Periodo de escasez
La interrupción de las actividades de la sección francesa de MSF ocurre justo en la época del año más difícil para los niños más pequeños, durante el periodo de escasez de alimentos y el pico de la malaria. Cuando se suspendieron las actividades, más de 3.000 niños recibían tratamiento y cada semana 500 nuevos niños ingresaban en el programa. Además, la última encuesta nutricional efectuada en junio de 2008 por el gobierno y UNICEF, estimaba entre 35.000 y 67.000 el número de niños con desnutrición aguda en la región de Maradi. Estas cifras, oficiales, contradicen las razones aludidas por el gobierno de Níger para explicar la suspensión de las actividades de la organización en Maradi.

"Maradi es una de las regiones de Níger más afectadas por la desnutrición, Desde que interrumpió sus actividades en el sur de Maradi y a pesar del aumento de ingresos en otros centros de salud y de la presencia de otros equipos de MSF en la periferia, miles de niños se han quedado sin tratamiento", explica el Dr. Christophe Fournier, presidente del Consejo Internacional de MSF. "Justo cuando grandes avances en el campo de la desnutrición hacen posible su prevención y el tratamiento de niños desnutridos a gran escala, resulta cuanto menos chocante que un gobierno, tras haber permitido la implementación de programas de tratamiento innovadores, decida ignorar las necesidades de miles de niños", añade.

La marcha de la sección francesa de MSF se produce en un momento en el que es posible y necesario hacer un esfuerzo para avanzar en la lucha contra la desnutrición que ya debería dejar de percibirse como una fatalidad para ser finalmente considerada una apuesta real en materia de salud pública.

Los países afectados por la desnutrición, como Níger, y las organizaciones internacionales tardan en reconocer las posibilidades reales que brindan los nuevos productos nutricionales preparados. Las Naciones Unidas no recomiendan ningún enfoque especial para los grandes focos de desnutrición y de mortalidad, como Maradi, y se limitan a utilizar alimentos eficaces para niños con desnutrición severa. Finalmente, la financiación internacional asignada a la desnutrición todavía resulta insuficiente.

MSF pide al Gobierno, a UNICEF y al Programa Mundial de Alimentos que intervengan lo antes posible en Maradi, para que los niños desnutridos puedan recibir tratamiento y a los financiadores para que establezcan una política internacional y medios de tratamiento adaptados a los grandes focos de desnutrición.


Médicos Sin Fronteras trabaja en Níger desde 2001 y lleva a cabo programas de tratamiento de la desnutrición en las regiones de Zinder, Maradi y Tahoua. Desde principios de 2008 hasta mediados de septiembre, un total de 61.051 niños desnutridos fueron admitidos en los centros nutricionales de MSF. En colaboración con las autoridades sanitarias, Médicos Sin Fronteras también responde en Níger a epidemias asegurando el tratamiento de enfermos y lanzando campañas de vacunación. En 2008, se efectuaron intervenciones para tratar epidemias de sarampión, meningitis y cólera. Los equipos de MSF en Níger están compuestos por 1.537 personas, de las que 1.468 son nacionales.


Comentarios