Back to top
21.02.2022

Un ataque aéreo mata a 12 personas, entre ellas cuatro niños, en una aldea en Níger

Según los supervivientes, un avión sobrevoló la aldea de Nachambé y arrojó municiones. “Este es un evento horrible sin precedentes en la región de Madarounfa”, afirma nuestro representante en Níger. Estamos ayudando a tratar a los niños heridos.

Logo de Médicos Sin Fronteras
-A A +A

Según varios informes, el ataque aéreo mató a 12 personas en total, incluidos cuatro niños. Siete niños heridos fueron atendidos en el hospital de Madarounfa, donde nuestros equipos intervienen.

El viernes 18 de febrero por la tarde, un ataque aéreo golpeó una pequeña aldea en el distrito de Madarounfa, en el sur de Níger, matando al menos a 12 personas, incluidos cuatro niños, e hiriendo a otras 16, según fuentes locales.

Nuestros equipos que operan en el hospital del distrito de Madarounfa apoyaron a los equipos del Ministerio de Salud, en particular proporcionando suministros médicos para tratar a siete niños heridos.

Uno de estos niños murió poco después de llegar al hospital del distrito de Madarounfa. Otros dos murieron tras ser trasladados al hospital regional de Maradi.

Un cuarto niño, de 20 meses, murió en el bombardeo, según los supervivientes. Según varios informes, otros seis adultos murieron en el lugar del atentado y dos más murieron después de ser trasladadas al hospital de Maradi.

Según los supervivientes, un avión sobrevoló primero la aldea de Nachambé, cerca de la aldea de Garin Kaoura en el distrito de Madarounfa, situada a pocos kilómetros de la frontera con Nigeria y habitada por personas pertenecientes a la etnia peul. Luego, según los testigos, voló nuevamente sobre la aldea arrojando municiones. Los supervivientes afirmaron que se trataba de un avión nigeriano que perseguía a hombres armados de un pueblo fronterizo que se habían refugiado en la escuela del pueblo.

“Este es un evento horrible sin precedentes en la región de Madarounfa”, afirma el Dr. Souley Harouna, nuestro representante en Níger. “Los equipos nos han informado de que los niños heridos sufrían fracturas abiertas y diversas heridas y lesiones postraumáticas. Ayudamos a realizar los primeros auxilios antes de trasladarlos al hospital de Maradi, pero algunos no sobrevivieron”.

Trabajamos en la región de Maradi, donde nos centramos en el tratamiento de niños con desnutrición aguda y otras enfermedades infantiles. En 2021, casi 30.000 niños fueron hospitalizados en los cuatro hospitales que apoyamos en la región de Maradi.

También estamos brindando asistencia a la población en el estado fronterizo de Katsina, en Nigeria.