Back to top
08.06.2016

Níger: decenas de miles de nuevos desplazados sin asistencia en la región de Diffa

MSF está trabajando para asistir a las personas recientemente desplazadas con ayuda básica.

-A A +A

Después del ataque que tuvo lugar el pasado 3 de junio contra Bosso, en la región de Diffa, la mayor parte de la población de esta localidad, así como la de las vecinas Yebi y Toumour, han huido para buscar lugares más seguros. La mayoría de estos nuevos desplazados, que se cuentan por  miles, ya había llegado a la zona para refugiarse de ataques anteriores. El ataque de la semana pasada, perpetrado por el grupo Estado Islámico de la Provincia de África Occidental (ISWAP, por sus siglas en inglés), también conocido como Boko Haram, es uno de los más mortales que han tenido lugar en la región, con docenas de militares asesinados.

Después del ataque inicial a Bosso, una gran parte de la población huyó hacia Toumour, localidad situada a pocos kilómetros al oeste. Actualmente, la población de varias localidades de la zona, incluyendo Diffa, la capital de la región, se está moviendo en distintas direcciones. La situación es cambiante y es difícil saber dónde se asentarán estas personas. Además, a medida que pasan los días, las personas desplazadas son cada vez más vulnerables.

Desde el sábado MSF ha sido testigo de un éxodo de población que huye. Un equipo de MSF está llevando a cabo evaluaciones para tratar de determinar hacia donde han huido estas personas y proporcionar asistencia de primera necesidad.

"MSF está tratando de asistir a la población desplazada con ayuda básica, incluyendo actividades de agua y saneamiento, refugio y atención médica", explica Elmounzer Ag Jiddou, coordinador general de MSF en Níger. “Muchas personas se están moviendo en varias direcciones. Algunos están en medio de la nada y es muy difícil asistirlos. Junto con los diferentes actores y el gobierno, tenemos que ver cómo facilitar el acceso y organizar la ayuda”.

En Yebi, MSF gestionaba un puesto de salud para prestar asistencia a la población desplazada. El puesto fue destruido en un ataque que tuvo lugar el pasado 19 de mayo, pero las actividades se reanudaron pocos días después. Sin embargo, el programa de MSF en Yebi está ahora suspendido debido a la situación de seguridad actual. MSF sigue trabajando en Nguigmi (otro distrito al norte de Bosso) y en Diffa.

MSF trabaja en Diffa desde diciembre de 2014. La organización apoya varios centros de salud en la región, así como el principal centro de salud materno-infantil de la ciudad de Diffa y en el Hospital de Distrito de Nguigmi. MSF también proporciona asistencia médica en el campo de Assaga. En 2015, MSF realizó más de 142.000 consultas médicas en la región.