Back to top
30.04.2021

Síguenos en un día de vacunación contra el sarampión en Niamey, Níger

Desde las 5.30 de la mañana hasta bien entrada la tarde con el objetivo de vacunar a entre 800 y 1.000 niños contra el sarampión. Acompáñanos una jornada y conoce a nuestro equipo en plena labor: porque sabemos de primera mano que las vacunas salvan vidas.

Bebé siendo vacunado contra el sarampión
-A A +A

Como parte de nuestro proyecto urgente de vacunación contra el sarampión en Niamey, en Níger, hemos organizado una campaña con el apoyo del Ministerio de Salud Pública.

El sarampión es una enfermedad vírica muy contagiosa que se manifiesta con fiebre, tos, secreción nasal, conjuntivitis y sarpullido, y se transmite por vía respiratoria (tos, estornudos) o por contacto con secreciones (saliva, nariz). Supone un gran peligro, especialmente para los niños y niñas menores de 5 años y, más aún, si sufren además desnutrición, tienen insuficiencia de vitamina A o su sistema inmunológico ha sido debilitado por el VIH u otras afecciones.

Por ello, con el fin de reducir la carga de enfermedades prevenibles por vacunación y el riesgo de epidemias como el sarampión para nosotros es vital organizar campañas de vacunación masiva como esta. Porque tenemos demostrado que las vacunas salvan vidas.

Así, nuestros logistas se aseguran de que estas vacunas se mantengan frescas: desde el momento en que se reciben y transportan las vacunas hasta que se inyectan, se respeta la cadena de frío.

Antes, el día ‘D’, las vacunas se conservaban en una cámara frigorífica. Una especie de gran congelador que permite su conservación a la temperatura adecuada (entre 2 y 8 ºC).

Este martes 27 de abril, la cita estaba fijada para las 5:30 de la mañana. Todos los logistas de nuestro Proyecto de Vacunación de Emergencia están presentes. En cuanto llegan, sacan las vacunas de la cámara frigorífica y las colocan en grandes neveras, comúnmente llamadas RCW.

Preparativos antes de salir hacia el lugar de vacunación del día.

 

Los equipos de vacunación llegan a las 6 de la mañana. A día de hoy, nada menos que 17 equipos cubren nueve áreas de salud en la comuna 3, en el centro de la capital, Niamey. Estas áreas de salud fueron Identificadas previamente por los responsables de los centros sanitarios integrados, dichas áreas son: Abidjan, Banizoubou, Cité Fessal, Kalé-Est, Kalé-Sud, Nouveau Marché. Cada equipo está compuesto por 10 personas (dos que preparan, una que vacuna, dos que registran, dos guardias de seguridad, dos responsables de promoción de la salud, y una encargada de anotar y controlar la ficha-marcador).
 

Antes de salir al destino, Fati, la médica oficial de campo, informa a los líderes de los equipos de vacunación cómo implementar la campaña y les recuerda las diferentes tareas que deben realizar.

Charla de la responsable médica antes de partir hacia el lugar de vacunación.



Cada equipo reúne los materiales necesarios para la vacunación (vacunas, Betadine, cinta adhesiva, bolsas de basura, jeringas y bolas de algodón) y cada responsable de equipo es se encarga de su cadena de frío en el lugar de vacunación (preparación de la vacuna, almacenamiento y entrega). Y es que es su responsabilidad garantizar estrictamente la temperatura correcta.

Preparativos en la base antes de salir hacia el lugar de vacunación.

 

Justo antes partir hacia los diferentes lugares, los responsables comprueban la temperatura y los kits de vacunación para asegurarse de que todo está completo.

El objetivo, vacunar ¡entre 800 y 1.000 niños y niñas al día de entre 6 meses y 14 años!

Son las 6:45 de la mañana, el día parece soleado, y ya estamos listos para salir.

El equipo está listo para salir hacia el lugar de vacunación.




A llegar al al lugar, cada equipo se instala. Aquí, en la zona del nuevo mercado, estamos en pleno montaje, a la espera de que llegue el equipo de vacunación.

A llegar al al lugar, cada equipo se instala. Aquí, en la zona del nuevo mercado, estamos en pleno montaje, a la espera de que llegue el equipo de vacunación.

 

La persona encargada de supervisarlo todo acaba de llegar al lugar, llevando las vacunas y el kit de vacunación.

La responsable del equipo recibe el material y lo pone a disposición del resto de sus compañeros y compañeras.

 

La responsable del equipo recibe el material y lo pone a disposición del resto de sus compañeros y compañeras.

Saca algunas de las vacunas de la nevera grande (RCW) y las coloca en neveras más pequeñas (para llevar las vacunas), comprobando cuidadosamente la temperatura.

 

Saca algunas de las vacunas de la nevera grande (RCW) y las coloca en neveras más pequeñas (para llevar las vacunas), comprobando cuidadosamente la temperatura.

Saca algunas de las vacunas de la nevera grande (RCW) y las coloca en neveras más pequeñas (para llevar las vacunas), comprobando cuidadosamente la temperatura.

 

Toca empezar: ya provistos de todo el material necesario, la dosis está lista para ser inyectada.

Toca empezar: ya provistos de todo el material necesario, la dosis está lista para ser inyectada.

 

Esta madre vino a vacunar a su bebé. Reina la timidez. En Niamey, como en el resto del continente, hay muchos rumores sobre otra vacunación que se está llevando a cabo desde hace unas semanas en respuesta a la pandemia de COVID-19. Los residentes locales sospechan un poco.

Esta madre vino a vacunar a su bebé.

 

En otro lugar de la Comuna 3, en el distrito de Banizoubou, la jefa del equipo ha pedido a parte de su equipo que sensibilice al resto de la población cercana.

Vamos así de puerta en puerta para informar sobre el sarampión y sus consecuencias. Recordamos a a las familias que la mejor manera de prevenir la enfermedad es vacunar a su hijo o hija. Al final, las madres aceptan.

En otro lugar de la Comuna 3, en el distrito de Banizoubou, la jefa del equipo ha pedido a parte de su equipo que sensibilice al resto de la población cercana.

 

Alrededor de las 16 h, los distintos equipos regresan a la base. Una vez allí, deben guardar las vacunas en la cámara frigorífica e informar sobre el progreso de la vacunación. También aprender las lecciones y ajustar lo necesario para mejorar, sin cabe, al día siguiente.

Alrededor de las 16 h, los distintos equipos regresan a la base. Una vez allí, deben guardar las vacunas en la cámara frigorífica e informar sobre el progreso de la vacunación.

 

Tras una intensa jornada de calor, los responsables del equipo son optimistas y prometen volver al día siguiente para seguir vacunando a los niños y niñas que faltan y así seguir con el plan y los objetivos fijados.

Tras una intensa jornada de calor, los responsables del equipo son optimistas y prometen volver al día siguiente para seguir vacunando a los niños y niñas que faltan y así seguir con el plan y los objetivos fijados.