Back to top
03.05.2013

Nigeria: MSF empieza a tratar a niños intoxicados con plomo en Bagega

Los niños de la aldea nigeriana de Babega finalmente han podido empezar a recibir tratamiento contra la intoxicación de plomo. En el primero de los cuatro grupos que van a recibir atención médica, MSF ha sometido a 34 niños a una terapia especial de quelación para eliminar el plomo de su sangre, y monitoreará a otros 126 pequeños. La organización afirma que esto no ha hecho más que empezar, y que no podrá tratar a los otros niños de los tres grupos restantes hasta que se haya eliminado el plomo por completo de sus casas.

-A A +A

La intoxicación aguda por plomo en niños puede provocar daños cerebrales severos y muerte. MSF ha estado tratando a víctimas de la crisis de intoxicación por plomo en el estado de Zamfara – el peor brote jamás registrado – desde que se descubrió en 2010, y hasta la fecha ha tratado a más de 2.500 niños1. Hasta hoy, sin embargo, la organización médico-humanitaria no había podido empezar el tratamiento en Bagega porque no se habían adoptado medidas de remediación. Estas medidas en este contexto implican la eliminación de la tierra contaminada con plomo y los residuos del procesamiento de minerales y de minería de la aldea, recintos residenciales, casas y edificios, zonas comunes, pozos y estanques. La redemediación es una condición imprescindible para el tratamiento médico – si no, los niños seguirían estando expuestos a las toxinas de plomo, y el tratamiento no sería eficaz.

“Estamos muy satisfechos. Tras tres años de espera, por fin hemos podido iniciar el tratamiento en Bagega,” explica Simon Tyler, Representante de MSF en Nigeria. “Sin embargo, somos muy conscientes de que este grupo es sólo el primero de los cuatro que requieren tratamiento médico urgente aquí. La remediación debe completarse antes de que caigan las primeras lluvias, para poder llegar a todos los niños afectados de la aldea.”

Los pacientes se dividen en cuatro grupos, en función de cuando finalizó la remediación en sus casas. Con la primera sección de Bagega remediada, MSF ha podido someter al primer grupo a tratamiento. Además de administrar la terapia intravenosa con quelación a los niños afectados, otros cientos de niños con niveles moderados de plomo en su sangre pero por debajo del nivel que requiere tratamiento serán monitoreados por el equipo médico. En total, la organización espera asistir a entre 600 y 800 niños en la población.

La remediación sólo puede realizarse durante la estación seca. Las demoras en la asignación de los fondos necesarios implican que ésta ha tenido que retrasarse, y ahora hay que triplicar los esfuerzos para terminar antes de que llegue la estación de las lluvias.

“En Bagega hemos hecho más de lo que esperábamos en tan poco tiempo, pero nuestros equipos se encuentran sometidos a una enorme presión para finalizar la remediación”, declara Simba Tirima, director de operaciones en el terreno de la Fundación TerraGraphics, que está supervisando el proceso de remediación. “Desgraciadamente, las demoras continuadas debidas a los procedimientos también han ralentizado nuestro ritmo. Ahora todo depende de las lluvias. Estamos trabajando a contrarreloj para asegurar que todos los niños de Bagega tienen la oportunidad de recibir tratamiento por parte de MSF lo antes posible.”

Para resolver la crisis de Zamfara se requiere un enfoque triple: remediación, tratamiento médico, y unas prácticas de minería seguras. MSF sigue presionando para que se adopten prácticas de minería más seguras, y asegurar así que las personas dedicadas a este sector y al procesamiento de minerales no se expongan, a sí mismo o a otros, a la intoxicación por plomo. 

Médicos Sin Fronteras ha estado ofreciendo servicios médicos urgentes en toda Nigeria desde 1971. MSF no está afiliada a ninguna agencia gubernamental, religión o partido político.
1 En marzo de 2010, MSF respondió a las informaciones que llegaban de niños que morían misteriosamente en comunidades del estado de Zamfara, al norte de Nigeria. Se estima que murieron 400 niños, y se descubrió que miles más tenían niveles excesivos sin precedentes de plomo en su sangre. Se trataba de la peor intoxicación por plomo jamás registrada.

Comentarios