Back to top
21.02.2006

Nuevos medicamentos para el SIDA bajo llave

Abbot, la única compañía que produce el nuevo Kaletra®, no facilita su comercialización en los países en desarrollo.

-A A +A

Médicos Sin Fronteras considera muy grave que la nueva versión de la dosis fija combinada de lopinavir/ritonavir (LPV/r) de segunda línea, comercializada por los Laboratorios Abbot bajo el nombre de Kaletra®, no se encuentre en los países en desarrollo. La US Food and Drug Administration (FDA)* aprobó una nueva versión de LPV/r en octubre de 2005 que ofrece grandes ventajas para los pacientes en los países en desarrollo: supone la toma de menos cantidad de píldoras (de seis a cuatro al día), puede guardarse sin refrigeración, y no es necesario administrala con las comidas. Algunos proyectos MSF necesitan de forma apremiante este fármaco, dado que otros inhibidores potenciadores de la proteasa –la piedra angular de la terapia de segunda línea– no son fáciles de usar en los climas cálidos de muchos países en desarrollo, donde no hay posibilidades de refrigeración.

La nueva formulación de LPV/r puede conseguirse en EEUU, pero no en los países en desarrollo y no se ha hecho público ningún precio diferencial ni ningún sistema de distribución para estos países. Si esta nueva y mejorada formulación de LPV/r fuera accesible y asequible, podría ser muy beneficiosa para los pacientes en el mundo en desarrollo.

En 2005, aproximadamente un 6% de los pacientes de MSF que habían estado sometidos a tratamiento durante tres años, ya habían cambiado a fármacos de segunda línea. Además, en un programa de MSF donde se hizo el seguimiento de la carga viral de los pacientes, tras cuatro años de tratamiento, el 16% de estos pacientes necesitaban una nueva combinación. Estos datos subrayan la aguda y creciente necesidad de acceso a medicamentos de segunda línea más nuevos y adaptados al terreno. Pero la nueva formulación de LPV/r continúa estando fuera del alcance de los profesionales sanitarios de MSF y otras personas que trabajan en países en desarrollo. Sin acceso a este fármaco, no existe ninguna solución práctica para pacientes que ya no responden a los medicamentos de primera línea más antiguos.

Como los Laboratorios Abbott son los únicos productores de la nueva formulación de LPV/r y ninguna versión genérica ha sido validada internacionalmente, MSF y otros dependen de que las compañías farmacéuticas estén dispuestas a ampliar de inmediato el alcance de este medicamento tan necesario.

Por consiguiente MSF exhorta a Abbott a:

- Registrar la nueva versión de LPV/r en los países en desarrollo y sustituir la antigua versión de LPV/r por la nueva, como ya se ha hecho en EEUU.
- Fijar un precio diferencial asequible para la nueva formulación de LPV/r en los países en desarrollo, igual o inferior al precio de la versión anterior (500 dólares americanos por paciente y año).
- Incluir los países con ingresos medios como beneficiarios del precio diferencial que se fije.
- Eliminar las barreras de las patentes a la producción de versiones genéricas de la nueva formulación de LPV/r para su uso en los países en desarrollo.

* Administración Americana de Alimentos y Medicamentos.

Comentarios