Back to top
19.03.2013

Oportunidad histórica para tratar la tuberculosis multirresistente

Pacientes y médicos exigen en un manifiesto mejoras urgentes en diagnósticos y tratamientos.

-A A +A

50 años sin nuevos medicamentos, millones de vidas, tratamientos tóxicos que someten a cada paciente a casi dos años con decenas de miles de pastillas y cientos de dolorosas inyecciones (y aun así sólo la mitad de ellos se cura). Es la crónica de una desidia de gran parte de la comunidad científica y de la investigación farmacéutica sobre la Tuberculosis. Pero la aprobación de dos nuevos medicamentos supone ahora una oportunidad histórica para los pacientes con TB multirresistente (MDR-TB) y para el personal sanitario que les atiende. Una oportunidad que no se puede dejar escapar, según la organización médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras.

Uno de los mayores enemigos de los pacientes de la MDR-TB es la lentitud con la que se abordan medidas para eliminar obstáculos a la investigación de mejores combinaciones de fármacos y de ampliación del tratamiento. Si no se intensifican dichas medidas, las tasas de MDR-TB seguirán aumentando en todo el mundo y se habrá desperdiciado esta oportunidad de mejorar de forma radical las tasas de curación. Los dos nuevos medicamentos (bedaquilina y delamanida), que acaban de ser aprobados o están a punto de serlo, pueden ayudar a que el tratamiento sea mucho más corto, efectivo y menos tóxico. Y para ello se necesita más investigación. Esta es una de las peticiones que han hecho pública hoy las personas que padecen la enfermedad y miembros del personal sanitario de MSF en todo el mundo a través del manifiesto "Diagnostícame y Trátame".

“Hemos estado esperando durante medio siglo el desarrollo de nuevos medicamentos efectivos contra la tuberculosis. ¿Tendremos que esperar otros cincuenta años para aprovechar esta oportunidad única que nos brinda la historia de mejorar y hacer extensivo el tratamiento de la tuberculosis resistente a los medicamentos?” dice el Dr. Erkin Chinasylova, médico especialista en TB de MSF, en Suazilandia. “Lo más urgente es conseguir un tratamiento mejor, pero no estamos viendo que eso sea prioritario en absoluto.”

Los proyectos de MSF están atestiguando el incremento sin precedentes del número de personas con MDR-TB en todo el mundo, encontrando resistencias a los fármacos no sólo entre los pacientes tratados sin éxito con anterioridad, sino también en nuevos pacientes diagnosticados con TB por primera vez – un síntoma que evidencia que la MDR-TB se transmite sin control en las comunidades en las que trabajamos.

De no tratarse, esta enfermedad infecciosa es letal. Pero el tratamiento existente en la actualidad somete a los pacientes a dos años de insoportables efectos secundarios, como psicosis, sordera y náuseas constantes, con dolorosas inyecciones durante ocho meses. Y la tasa de curación no llega al 50% de ellos.

“Estamos en 2013 y éste es mi cuarto año con tuberculosis, cuando debería ser mi cuarto año en la Universidad,” afirma Phumeza Tisile, una joven de 22 años que recibe tratamiento para la TB extremadamente resistente a los medicamentos por medio de MSF en Khayelitsha, Sudáfrica, y una de las signatarias del manifiesto. “Me he tomado alrededor de 20.000 pastillas y me han puesto más de 200 inyecciones muy dolorosas desde que empecé el tratamiento en junio de 2010, y además los fármacos me han dejado sorda. Ojalá pudiera tomar sólo dos comprimidos al día durante más o mes un mes para curarme.”

El número de personas que reciben tratamiento para la MDR-TB en todo el mundo sigue siendo alarmantemente bajo (menos de una de cada cinco personas afectadas que lo necesitan). Y otros de los retos consiste en adaptar el tratamiento para su uso en niños que han contraido la infección.  Se requiere mucho más apoyo político y económico de parte de la comunicad internacional para subsanar el problema.

“Cuando la tuberculosis debería ser una prioridad mundial, la tendencia que estamos viendo es que cada vez se le da menos prioridad y esto es inaceptable,” declara el doctor Manica Balasegaram, director de la Campaña de Acceso a Medicamentos Esenciales de MSF.

El Fondo Mundial apoya aproximadamente en un 90% la lucha contra TB, pero recientemente ha reducido el porcentaje que dedica a la enfermedad. Antes de la celebración de una reunión clave para el aprovisionamiento de fondos a finales de este año, los donantes deben asegurar que el Fondo Mundial está debidamente financiado para que los países tengan el apoyo que necesitan para reforzar la respuesta a la MDR-TB. Con un mejor tratamiento en camino, los estados afectados deberían ampliar sus esfuerzos para diagnosticar y tratar la MDR-TB de inmediato, y poner en marcha programas más sólidos una vez que se introduzcan los nuevos medicamentos.

Consultar las infografías de MSF sobre TB – duración del tratamiento, efectos secundarios, acceso a tratamiento, etc. – en msfaccess.org/TBmanifesto

Las diversas formas de TB resistentes a los medicamentos suponen una crisis olvidada de salud a nivel global: la Organización Mundial de la Salud estima que en 2011 hubo 630.000 casos de MDR-TB. MSF empezó a tratar a personas con MDR-TB en 2001. En 2011, MSF proporcionó tratamiento 1.300 personas con MDR-TB en 21 países.

 

Comentarios