Back to top
14.09.2022

Finalizamos nuestro proyecto para solicitantes de asilo varados en Ter Apel, Países Bajos

Terminamos nuestra respuesta, pero pedimos al gobierno de Países Bajos que garantice la atención médica a las personas solicitantes de asilo.

-A A +A

Médicos Sin Fronteras hemos finalizado nuestra intervención en los Países Bajos.

Desde el 25 de agosto, uno de nuestros equipos ha estado presente en el exterior del principal centro holandés de acogida de personas solicitantes de asilo en Ter Apel para brindar atención médica básica a cientos de personas que dormían fuera mientras esperaban ser registradas.

Nuestro equipo logró realizar casi 450 consultas médicas y más de 200 consultas de salud mental a personas que procedían de Siria, Irak, Irán, Turquía, Somalia, Eritrea y África occidental. Había muchas personas que sufrían de infecciones de la piel debido a las condiciones de vida antihigiénicas, y heridas descuidadas causadas por tener que caminar durante varias semanas.

También había muchas personas con enfermedades crónicas y que llevaban semanas o meses sin medicamentos. Otras necesitaban atención de salud mental para síntomas como ansiedad, ataques de pánico, depresión y psicosis, condiciones exacerbadas por la incertidumbre de la situación en Ter Apel y la falta de información sobre lo que les iba a suceder.

 

Jad Bitur, mediador cultural y Hanne Beernaerts, enfermera, hablan con un paciente durante una visita en la clínica móvil de MSF en Ter Apel.



"Encontramos a personas que habían sido privadas de atención médica durante mucho tiempo y les brindamos asistencia vital en varias ocasiones", afirma Karel Hendriks, coordinador de emergencias.

"Las personas que solicitan asilo en los Países Bajos deben poder acceder a la atención médica", continúa Hendriks. "No debemos olvidar que es responsabilidad del gobierno holandés proporcionar a las personas solicitantes de asilo una atención adecuada y unas condiciones de acogida humanas", concluye.

Hace varias semanas, la situación en Ter Apel era cada vez más inhumana e inaceptable. Hoy en día, el número de pacientes y la gravedad de sus condiciones médicas ha disminuido y la provisión de refugio y saneamiento fuera del centro de recepción ha mejorado significativamente.

Para evitar problemas médicos innecesarios, es esencial que las personas que buscan asilo tengan condiciones de vida decentes y que las recién llegadas sean evaluadas adecuadamente para que no se pase por alto a quienes padecen afecciones graves. Las organizaciones que actualmente brindan asistencia a solicitantes de asilo deben contar con el apoyo adecuado del gobierno holandés.

"Incluso cuando las personas que buscan asilo no pueden ser alojadas en los lugares de recepción existentes, siguen teniendo derecho a la atención médica", asevera Judith Sargentini, nuestra directora en Países Bajos. "Estar fuera de la instalación no significa estar fuera de la ley. Las muchas personas vulnerables que siguen siendo trasladadas de un lugar a otro merecen un trato humano".