Back to top
01.12.2008

Primera piedra en Lalogi

-A A +A

Médicos Sin Fronteras (MSF) lleva trabajando en el campo de desplazados de Lalogi desde el 2005, proporcionando cuidados médicos a la población del asentamiento. En aquella época, el conflicto con el LRA  (Ejército de Resistencia del Señor) estaba en plena actividad, y la mayor parte de la población se vio forzada a vivir en campos de desplazados donde el ejército les podía garantizar (una cierta) seguridad y al mismo tiempo los mantenía bajo control.

Los servicios básicos (salud, agua, saneamiento, vivienda...) en estos campos eran muy limitados, pues los recursos del Gobierno estaban totalmente volcados en hacer frente al grupo rebelde, así que MSF decidió apoyar al Ministerio de Salud en la gestión del centro de salud.

En estos últimos años, afortunadamente, la situación ha mejorado enormemente y, a día de hoy, el LRA se ha retirado de la zona, la gente empieza a regresar a sus aldeas de origen y las necesidades humanitarias se han reducido. Es por ello, que MSF ha decidido finalizar su  intervención en Lalogi durante el año que viene.

La idea es que a partir de la segunda mitad del año, el gobierno de Uganda se haga cargo del centro, así que en los próximos meses, a medida que el Ministerio de Salud vaya incorporando a su personal y asumiendo responsabilidades, MSF irá retirando a sus trabajadores.

Como última actividad destacada de la intervención, y antes de traspasar el centro de salud al Gobierno, MSF ha decidido mejorar las instalaciones del hospital, construyendo nuevos edificios y rehabilitando los existentes, con el fin de asegurar que el centro de Lalogi es capaz de funcionar como centro de salud de nivel 4, es decir, hospital de referencia para el subdistrito, que tiene una población estimada de 20,000 personas.

Por otra parte, a la hora de plantear el traspaso al Ministerio de Salud hemos querido asegurar que las actividades con mayor impacto en la reducción de mortalidad sean asumidas como prioridad por parte de los responsables de salud. Para ello, hemos identificado dos áreas clave en las que queremos concentrar nuestros esfuerzos: Salud Sexual y Reproductiva (seguimiento de embarazos, partos complicados, atención a victimas de violencia sexual, tratamiento de enfermedades de transmisión sexual, planificación familiar...) y el tratamiento y seguimiento de pacientes con sida.

Otro punto importante, va a ser asegurar que el Ministerio de Salud reclute y asigne suficiente personal médico a estas actividades clave. Esta es claramente una de las mayores debilidades del Ministerio de Salud de Uganda, así que en los próximos meses MSF va a intensificar su testimonio y lobi a nivel local para asegurar que el Gobierno da prioridad al hospital de Lalogi en su agenda.

Pues bien, justo ayer empezaron las actividades de construcción en el recinto del hospital. Ya hemos empezado la excavación del terreno sobre el que se construirán las nuevas instalaciones. Los trabajos durarán hasta finales de abril de 2009. Ya hemos puesto la primera piedra...

Comentarios