Back to top
06.02.2006

RDC: más de 130.000 niños vacunados contra el sarampión en la provincia de Bajo Congo

MSF está llevando a cabo una intervención de emergencia para frenar la epidemia de sarampión.

-A A +A

Según las autoridades locales de salud, entre julio y diciembre de 2005, se registraron 8.000 casos de sarampión –entre los que fallecieron 100 personas– en la provincia de Bajo Congo, al oeste de la República Democrática del Congo (RDC).
En 11 de las 13 zonas de salud que componen la provincia, se observó como en el transcurso de dos semanas consecutivas los casos de sarampión se multiplicaban por dos. Las zonas de salud más afectadas son Kimpese, Nsona y Mpangu en el distrito sanitario de Cataractes; Matadi y Nzanza en el distrito de Matadi; Seke-Banza y Lukula en el distrito del Bajo Río; y Boma y Boma-Bungu en el distrito de Boma.

Campaña masiva de vacunación
Ante el recrudecimiento de los casos de sarampión entre la población, un equipo de emergencias de MSF, con base en Kinshasa, puso en marcha medidas curativas y preventivas. "Nuestra estrategia consistió en asegurar la asistencia gratuita a los enfermos y al mismo tiempo vacunar para controlar la mortalidad asociada al sarampión", explica Laurence Sailly, coordinadora del equipo de emergencias de MSF.

A finales de diciembre, en colaboración con el Ministerio de Salud, el equipo de MSF empezó a vacunar en la ciudad de Kimpese, así como en las zonas de salud de Nzanza y de Matadi. En dos semanas, se vacunaron 104.549 niños contra el sarampión en 18 puntos entorno a Matadi. Los equipos también vacunaron a 26.147 niños en Kimpese, en cinco puntos de vacunación.

Conscientes del hecho que el sarampión es una enfermedad muy contagiosa, los padres llevaron a sus hijos a los puntos de vacunación. En algunos de ellos, la afluencia fue tal que el primer día se alcanzó una cobertura del 80%. A la ciudad de Matadi acudieron a vacunarse niños de las aldeas de los alrededores, de la ciudad de Boma y del país vecino, Angola. Incluso una vez terminada la campaña continuaron llegando con sus hijos.

Salas en las estructuras de salud
Además, en las estructuras de salud de Kimpese, Matadi y Nzanza, MSF ha abierto salas de aislamiento destinadas al tratamiento gratuito de enfermedades, lo que permite acoger en el hospital a enfermos que se trataban en casa. En total, MSF se ha ocupado de 852 pacientes, 321 en Kimpese, 427 en Kiamvu y 104 en Kinkanda. Esta asistencia ha permitido reducir de forma significativa la mortalidad debida al sarampión. Desde la intervención de MSF, se han registrado ocho fallecimientos en Kimpese y dos Matadi.

Medicina tradicional
Lamentablemente, a veces es demasiado tarde. "Algunos niños mueren porque acuden a las estructuras sanitarias cuando ya es demasiado tarde. El 75% de los fallecimientos registrados son niños que mueren debido a una anemia o a deshidratación, dentro de las 24 horas después de su ingreso", explica Léon Tabaro, médico de MSF. "Muchas familias primero recurren a la medicina tradicional antes de acudir a las estructuras de salud, debido a la falta de dinero y de información".

Emergencia
El Bajo Congo figura entre las provincias en las que el gobierno congoleño tiene previsto realizar una campaña masiva de vacunación contra el sarampión en 2006. Si la vacunación y las medidas curativas puestas en marcha por MSF han permitido contener la epidemia de sarampión en las zonas de Kimpese, Matadi y Nzanza, los casos de sarampión continúan aumentando en otras zonas de salud del Bajo Congo, especialmente en Boma, Seke-Banza, Lukula y Mbanza-Manteke. Ante esta situación, MSF considera imprescindible que se lance de inmediato esta campaña de vacunación en la provincia.

Comentarios