Back to top
29.09.2008

RDC: MSF proporciona atención de emergencia mientras la violencia continúa en Kivu Norte

“Esta situación no es más que otra muestra de la violencia, inseguridad y repetidos desplazamientos a los que debe hacer frente la población de Kivu Norte”, afirma Anna Halford, coordinadora en Masisi

-A A +A

El pasado 18 de septiembre, intensos combates estallaron entre grupos armados al noreste de la ciudad de Masisi, provincia de Kivu Norte. El equipo de MSF que trabaja en el hospital de Masisi practicó cirugía de urgencia, operando a 17 civiles y hombres armados que habían resultado heridos en el fuego cruzado.

Los residentes de la ciudad de Masisi, de las aldeas vecinas y unos 12.000 desplazados se concentraron primero en Masisi para luego huir y buscar refugio en el bosque cuando los combates se intensificaron. Más de la mitad de los pacientes y algunos trabajadores del hospital también huyeron temiendo que los enfrentamientos llegasen a la ciudad. A pesar de la inseguridad, MSF consiguió que el hospital siguiese funcionando, incluyendo un centro nutricional con 54 niños desnutridos. El viernes por la tarde los combates cesaron, y actualmente muchos desplazados han regresado a la ciudad de Masisi. MSF está evaluando las necesidades, hace seguimiento de las noticias que llegan sobre violaciones perpetradas por hombres armados e informa sobre la disponibilidad de atención médica. Actualmente, MSF es la única organización internacional que proporciona asistencia en la ciudad de Masisi y sus alrededores.

“Esta situación no es más que otra muestra de la violencia, inseguridad y repetidos desplazamientos a los que debe hacer frente la población de Kivu Norte”, afirma Anna Halford, coordinadora en Masisi. “A pesar del acuerdo de paz firmado en enero, ahora los enfrentamientos son más violentos y más frecuentes. Atrapados en medio de los combates, los civiles de nuevo se ven obligados a abandonar sus hogares de forma masiva”. Además de la violencia directa provocada por los disparos y los ataques, la vulnerabilidad de la población se ha incrementado con recientes saqueos de centros de salud, incluyendo los que se han producido en los centros de Kachuga y Busihe, ambos apoyados por MSF.

En los últimos 10 años, la violencia en Kivu Norte ha provocado el desplazamiento de miles de personas. MSF enviará un equipo a Ngungu, una aldea al sur de la ciudad de Masisi, donde se dice que se han congregado unas 17.000 personas para evaluar la situación. MSF también ha reforzado sus programas en zonas como Kitchanga, que alberga a un gran número de personas que han huido de sus aldeas en los últimos nueve meses, con la apertura de dos puestos de salud adicionales para proporcionar asistencia a este número cada vez mayor de personas.

En Kivu Sur, entre 5.000 y 10.000 personas huyendo de la violencia han llegado a la zona de Minova, cerca de la frontera con Kivu Norte. Un equipo de MSF está evaluando la situación en la zona. Algunos heridos están llegando al hospital de Minova al que MSF ha donado material médico y medicamentos.

Desde principios de septiembre, MSF está intentando proporcionar atención en las zonas de Kivu Norte inmersas en el conflicto. MSF tuvo que reasentar a sus equipos de Nyanzale y Kabizo, y evacuar parcialmente a sus equipos de Rutshuru. Hoy un equipo reducido ha regresado a Nyanzale y el equipo al completo ha vuelto a Rutshuru y Kabizo. Un equipo de emergencia está proporcionando atención médica a nuevos desplazados en Kanayabayonga. MSF ha seguido dando atención en el hospital de Mweso, aunque un gran número de pacientes tuvieron que ser reubicados para protegerles de los combates.

En Kivu Norte, MSF proporciona atención primaria y secundaria de salud apoyando a hospitales y clínicas móviles en Rutshuru, Nyanzale, Kabizo, Kitchanga, Mweso, y Masisi y sus alrededores. MSF también lleva a cabo actividades de agua y saneamiento, trata a las víctimas de violaciones, presta apoyo nutricional, responde a epidemias y efectúa vacunaciones.

Comentarios