Back to top
08.03.2016

Refugiados en Europa: "los líderes europeos han perdido por completo el sentido de la realidad”

"Los líderes europeos han perdido por completo el sentido de la realidad y el acuerdo que se está negociando entre la UE y Turquía es uno de los ejemplos más claros de su cinismo”, denuncia Carlos Ugarte, responsable de Relaciones Externas de Médicos Sin Fronteras.

-A A +A

“Por cada uno de los refugiados que arriesgue su vida en el mar y sea sumariamente devuelto a Turquía, otro puede tener la oportunidad de llegar a Europa desde la propia Turquía en el marco del programa de reasentamiento propuesto. Este burdo cálculo reduce las personas a meros números, negándoles un trato humano y desechando su derecho a buscar protección”, añade.

“En Idomeni, donde nuestros equipos llevan sustituyendo las responsabilidades europeas durante casi un año, vemos las consecuencias de estos cálculos poco realistas e inhumanos para con las vidas y la salud de las personas”, subraya Ugarte. “Estas personas no son números, son mujeres, niños y familias. El 88% huyen de países en conflicto. Deben ser tratados con humanidad y con pleno respeto a sus derechos y dignidad”.

“Es obvio que Europa está dispuesta a hacer cualquier cosa, incluso poner en peligro derechos humanos esenciales y principios de la legislación sobre refugio y asilo para detener el flujo de refugiados y migrantes a Europa. Ha llegado la hora de que los líderes europeos dejen de alimentar una crisis que han contribuido a crear con sus propias políticas y proporcionen la única respuesta realista y humana: una vía segura y legal y protección y asistencia humanitaria a quienes la necesitan", sentencia.

La situación de los refugiados en Grecia y los Balcanes 

Unos 14.000 refugiados, solicitantes de asilo y migrantes se encuentran atrapados en Idomeni, en la frontera de Grecia con la Antigua República Yugoslava de Macedonia. En una semana, MSF ha realizado más de 2.000 consultas médicas. Las principales patologías tratadas son infecciones de las vías respiratorias y gastroenteritis, enfermedades relacionadas con las condiciones de higiene y de vivienda, y con las bajas temperaturas imperantes en la zona. Aunque las enfermedades más comunes que MSF están tratando en el campo de Idomeni no han cambiado en las últimas semanas, los equipos han observado un notable aumento de la vulnerabilidad de las personas que buscan atención médica. El número de niños pequeños, de mujeres embarazadas en sus etapas finales de gestación, de personas con discapacidades físicas o mentales graves, y de pacientes con enfermedades crónicas han aumentado. La mayoría de estas requiere tratamiento médico.

El pasado fin de semana, MSF ha instalado dos nuevas salas de 240 metros cuadrados y 20 tiendas de campaña de 42 metros cuadrados para aumentar la capacidad de refugio del campo. Otras dos más están en construcción. No obstante, cientos de personas siguen durmiendo a la intemperie ya que la capacidad de acogida actual todavía no es suficiente para responder a las dramáticas necesidades. MSF ha distribuido más de 2.000 mantas, 35.000 comidas y alrededor de 1.500 kits de higiene cada día. Así mismo, los equipos de MSF han instalado nuevos puntos de agua y baños químicos.

Alrededor de 34.000 personas permanecen varadas en Grecia. En la actualidad, solo hay 3.000 plazas de acogida para solicitantes de asilo en el país. El resto de instalaciones (con una capacidad de 20.000 plazas) son, fundamentalmente, refugios temporales que no están equipados para estancias de larga duración. Todos han alcanzado su capacidad total.

En los seis primeros días de marzo han llegado más de 8.700 personas a las islas griegas, lo que se traduce en un promedio de más 1.400 llegadas al día

Según ACNUR, las mujeres y los niños representan el 62% de las llegadas. Más de 20 personas murieron durante el fin de semana tratando de llegar a las islas griegas. Esto eleva a más de 340 el número de personas fallecidas en el mar Egeo desde el comienzo del año.

Mientras tanto, unas 1.100 personas están varadas en Serbia. Muchos de ellas llevan bloqueadas más de 8 días, pero algunos están en esa situación desde hace casi 3 semanas. En la Antigua República Yugoslava de Macedonia, en el centro de tránsito de Tabanovce hay más de 700 personas procedentes de Afganistán a las que no se les permite continuar el viaje; la mayoría lleva bloqueadas desde hace dos semanas.