Back to top
24.11.2006

República Centroafricana: aumenta la violencia y el desplazamiento de población civil

El aumento de la violencia por parte de las fuerzas pro y antigubernamentales en el noroeste de la República Centroafricana (RCA) ha provocado un desplazamiento masivo de la población civil y la llegada de refugiados al sur de Chad

-A A +A

Médicos Sin Fronteras (MSF) empezó a trabajar en noviembre de 2005, cuando la escalada de violencia empezó a producir estragos en la conocida como Región 3 del noroeste del país. En Kabo, Batangafo, Paoua, Markounda y Boguila y sus alrededores, los equipos de MSF proporcionan atención primaria de salud a la población, que apenas tiene acceso a la atención médica más básica. MSF cuenta con varias clínicas móviles para asistir a las personas que se han visto obligadas a esconderse en el bosque para escapar de la violencia. Los equipos también trabajan en cinco hospitales y centros de salud, donde prestan su apoyo a varios servicios, entre ellos, consultas externas, cirugía de urgencia, atención materno-infantil y sala de hospitalización para adultos.

En el sur de Chad, MSF también da apoyo al hospital de Goré y presta asistencia médica en los campos de refugiados centroafricanos que han huido de la violencia desde octubre de 2006.

Una situación en constante deterioro

Desde que consiguió su independencia en 1960, la RCA ha vivido muchos episodios violentos, así como varios golpes de Estado. En marzo de 2003, François Bozizé derrocó a su predecesor, Ange-Félix Patassé, y en la primavera de 2005 fue elegido Presidente por un periodo de cinco años.

En el norte del país, donde se producen combates entre las tropas del Gobierno y varios grupos rebeldes, los civiles sospechosos de apoyar a una u otra de las partes en el conflicto son el blanco sistemático de la violencia, atrapados en medio del fuego cruzado. Muchas aldeas han sido atacadas, saqueadas o incendiadas, y sus obligando a sus habitantes a huir o a ocultarse en el bosque en condiciones muy precarias. En toda la región, el sistema de salud hace tiempo que no funciona y la inseguridad limita todavía más el acceso de la población a la atención sanitaria. Cerca de 46.000 personas han buscado refugio en Chad, en torno a la ciudad de Goré.

Desde octubre de 2006, tras unos pocos meses de calma durante la estación lluvias, se ha producido una escalada de violencia en las regiones de Ouham Pendé, Ouham y Nana Grebizi, y de forma más generalizada en el norte de la RCA. En el noreste, ha emergido un nuevo grupo rebelde que ha lanzando una ofensiva sobre Bangui, la capital, donde la inestabilidad es muy elevada. Día tras día, la situación es más difícil y empeoran las condiciones de seguridad. El acceso de MSF a los desplazados se ve limitado debido a la creciente inseguridad, lo que dificulta la prestación de asistencia a los mismos.

Consecuencias sobre la población

La situación de los habitantes de la zona se ha deteriorado y la capacidad de MSF para desplegar asistencia médica en la Región 3 se ha visto muy limitada. En torno a Paoua, nuevos brotes de violencia han obligado a la población a esconderse en el bosque, con lo que el número de consultas en clínicas móviles de esta zona ha disminuido. Asimismo, por motivos de seguridad, ha habido que suspender otras salidas de clínicas móviles y retrasar el inicio de actividades en dos centros de salud.

En la carretera entre Kabo y Kaga Bandoro, muchas aldeas han sido atacadas y parcialmente incendiadas, y la población ha huido al bosque. MSF está proyectando organizar una distribución de artículos de primera necesidad (jabón, mantas, bidones, mosquiteras, galletas de alto contenido energético, utensilios de cocina …) para 1.700 familias que han perdido sus hogares. En el sur de Kabo, MSF ha puesto en marcha dos clínicas móviles para ofrecer atención básica de salud a la población.

Más al Este, un grupo rebelde de reciente formación ha lanzado un ataque y se ha hecho con el control de varias ciudades, incluyendo Birao y Ouanda Djellé. Nuestros equipos están intentando llegar a Birao para evaluar la situación, pero hasta la fecha se les ha denegado la autorización para acceder a esta zona.

Actividades de MSF en la Región 3

Equipos móviles proporcionan acceso gratuito a la atención primaria de salud en los alrededores de las aldeas que han quedado desiertas debido al conflicto. Los pacientes que no pueden ser tratados de forma ambulatoria son referidos a las estructuras de salud de las ciudades de Kabo, Batangafo, Markounda, Boguila y Paoua o en Goré (Chad), rehabilitadas y apoyadas por los equipos de MSF.

En noviembre de 2005, MSF empezó a trabajar cerca de Markounda; a mediados de abril, en torno a Paoua; en mayo, empezó a prestar apoyo en el hospital de Boguila; y en agosto, los equipos de MSF llegaron a Kabo y a Batangafo. Las principales actividades consisten en:

Atención primaria de salud. Cada semana se realiza una media de 1.800 consultas a través de las clínicas móviles en varios emplazamientos. Los pacientes (con una gran proporción de niños menores de 5 años) en su mayoría padecen malaria o infecciones respiratorias agudas, a causa de la vida a la intemperie. Como medida preventiva, la organización vacuna a adultos y niños contra el sarampión y otras enfermedades infecciosas frecuentes. Una evaluación realizada en Paoua reveló un nivel relativamente bajo de desnutrición aguda entre los niños, habiéndose registrado 134 admisiones por desnutrición en octubre.

En los hospitales y centros de salud de Paoua, Markounda, Boguila, Kabo y Batangafo, los departamentos de consultas externas han realizado 3.270 consultas en total, encontrando las mismas patologías que los equipos móviles.

Atención secundaria de salud y cirugía. MSF presta apoyo a todos los departamentos de los hospitales de Paoua, Kabo y Batangafo. En Markounda y Boguila, además ofrece atención de salud-materno infantil y servicios de cirugía. Más de 600 pacientes son hospitalizados cada mes en estas estructuras de salud. En las últimas semanas se han practicado más de 200 intervenciones quirúrgicas, una parte importante de las mismas, a causa de heridas de bala. Asimismo, los equipos también realizan intervenciones menores o se ocupan de urgencias ginecológicas.

Apoyo a los refugiados centroafricanos en Chad

Desde el otoño de 2005, unas 46.000 personas de la RCA se han refugiado en el sur de Chad, en campos situados alrededor de la ciudad fronteriza de Goré. Allí MSF presta apoyo a un hospital de 50 camas y a dos puestos de salud en Amboko y en Gondje, donde MSF también atiende a niños con desnutrición. La organización ha instalado sistemas de suministro de agua potable y servicios de saneamiento en estos campos.

Comentarios