Back to top
21.02.2022

Un ataque a nuestro personal nos obliga a reducir nuestras actividades médicas en Kabo

El motivo, un ataque a nuestro convoy de vehículos cerca de esta ciudad de República Centroafricana, que transportaba pacientes y personal. Nuestro personal fue amenazado por hombres armados, que dispararon al aire y asaltaron a nuestro equipo a punta de pistola.

-A A +A

Tras un ataque a nuestro convoy de vehículos cerca de la ciudad de Kabo, en el noroeste de la República Centroafricana, hemos tomado la difícil decisión de reducir nuestras actividades en la región.

Nuestro convoy de vehículos transportaba pacientes y personal, y fue atacado el 20 de enero en la carretera entre Batangafo y Kabo. Nuestro personal fue amenazado por hombres armados, que dispararon al aire y asaltaron a nuestros compañeros a punta de pistola.

Nuestro personal se ha visto obligado a utilizar esta ruta durante más de un año desde el cierre del aeródromo de Kabo. El reciente ataque evidenció que la ruta no es segura, lo que nos ha llevado a suspender los viajes por carretera hacia y desde Kabo, donde administramos un hospital y brindamos apoyo a dos puestos de salud y una red de trabajadores de salud comunitarios.

Así, retiramos a 43 miembros de nuestro personal del proyecto en Kabo a principios de este mes de febrero. Sin embargo, el hospital y los puestos de salud continúan ofreciendo un servicio limitado, proporcionado por 171 trabajadores de la salud contratados localmente y 12 miembros del personal del Ministerio de Salud. Seguiremos enviando suministros médicos a Kabo, pagando los salarios del personal y brindando asistencia técnica remota.

La reducción de nuestros servicios médicos se llevó a cabo en coordinación con funcionarios del Ministerio de Salud. Las discusiones sobre las necesidades médicas y la seguridad del personal están en curso, con el objetivo de restaurar el proyecto con toda su fuerza lo antes posible.

Las necesidades médicas de las personas en Kabo y sus alrededores siguen siendo relevantes y urgentes, dados los frecuentes enfrentamientos armados en el área y el acceso limitado de las personas a las instalaciones médicas.

 

Trabajamos en Kabo desde 2006. En 2021, brindamos más de 170.000 consultas ambulatorias y admitimos a casi 5.000 pacientes en el hospital. Nuestros equipos han trabajado en República Centroafricana desde 1997. Hoy gestionamos 13 proyectos en todo el país. En 2021, brindamos más de 758.000 consultas ambulatorias, tratamos a 464.000 personas por malaria, atendimos a más de 19.000 bebés, realizamos 8.083 cirugías, brindamos tratamiento antirretroviral para el VIH a 9.538 personas y tratamos a 6.128 sobrevivientes de violencia sexual.