Back to top
31.05.2021

Erupción del volcán en Goma: trabajamos todo lo posible para proteger a las poblaciones afectadas

Miles de personas están intentando huir de la ciudad de Goma, en República Democrática del Congo, tras la orden de las autoridades de evacuar parcialmente la ciudad por el riesgo de terremotos y nuevas erupciones del volcán Monte Nyiragongo.

-A A +A

Médicos Sin Fronteras (MSF) estamos trabajando y haciendo todo lo posible para garantizar la seguridad de nuestro personal y la continuidad de nuestras operaciones. 

Por ello, estamos planificando intervenciones para atender las necesidades de las poblaciones de acogida y personas desplazadas, incluyendo la atención médica y el suministro de agua potable, ante el riesgo de que aumenten los casos de cólera en zonas endémicas como Sake, a 25 kilómetros más al oeste de Goma, donde reforzaremos el apoyo a la clínica de salud y al Centro de Tratamiento del Cólera. 

Nuestra prioridad sigue siendo la protección de nuestros equipos y la respuesta a las necesidades inmediatas de decenas de miles de personas que se encuentran en movimiento. 
 

Magali Roudaut, coordinadora general de MSF, nos comenta lo siguiente: 

“Hemos visto un flujo constante de personas que salen de Goma, ya sea en coche o a pie hacia Sake; Rutshuru y Minova, en Kivu Sur; o en barco hacia Bukavy, llevando colchones y otras pertenencias. En el puerto de Goma, hay una multitud de personas que esperan desesperadamente para tomar un barco que cruce el lago entre Goma y Bukavu, en Kivu Sur. Estamos muy preocupados por nuestros pacientes, nuestros colegas, sus familias y todas las personas que se han quedado varadas sabiendo que necesitan o necesitarán asistencia médica y humanitaria en las próximas horas y días”.

“Hemos visto varias casas, edificios públicos, incluyendo escuelas e instalaciones sanitarias agrietados por múltiples y fuertes terremotos, pero también hemos visto campos y distritos destruidos por la lava y la caída de ceniza. Nos preocupa profundamente la seguridad de las y los pacientes hospitalizados en estructuras sanitarias sobrepobladas ya que las estructuras comienzan a agrietarse. 

De igual manera, los gases tóxicos pueden tener graves consecuencias médicas para las y los habitantes de Goma. Los sistemas de suministro de agua y electricidad también se han visto afectados y las carreteras están afectadas, lo que ha provocado riesgos de enfermedades como el cólera y ha reducido el acceso a la atención sanitaria. Nuestros pensamientos están con la gente que está sufriendo las consecuencias de este desastre, incluyendo a nuestros y nuestras colegas que se enfrentan a una situación extremadamente difícil”.