Back to top
16.05.2022

La nueva epidemia de Ébola en República Democrática del Congo está limitada y vigilada

De momento, tres personas han contraído la enfermedad y han fallecido. Apoyamos rápidamente el 14 brote de Ébola en el país mediante tres ejes de respuesta en la ciudad de Mbandaka, la capital de la provincia de Ecuador: vigilancia epidemiológica, gestión de casos y sensibilización.

-A A +A

El 23 de abril, se declaró una epidemia de Ébola en la ciudad de Mbandaka, la capital de la provincia de Ecuador, en República Democrática del Congo. Médicos Sin Fronteras enviamos rápidamente un equipo a la zona para evaluar las necesidades y apoyar al Ministerio de Salud en la respuesta.

Este nuevo brote de Ébola es el décimo cuarto en el país desde que se identificó el virus del Ébola en el país en 1976, y el sexto en la provincia de Ecuador.

Al 12 de mayo -20 días después de su declaración- la epidemia sigue limitada a una zona sanitaria de la ciudad de Mbandaka, donde tres personas han contraído la enfermedad y han fallecido.

Las autoridades sanitarias y varios socios internacionales, incluido MSF, llegamos rápidamente al lugar para apoyar los diversos pilares de la respuesta: vigilancia epidemiológica, gestión de casos, sensibilización, etc. Las autoridades también lanzaron una campaña de vacunación.

 

A un trabajador del centro de tratamiento de Ébola de Wangata le desinfectan el equipo en la zona de descontaminación. Mbandaka, RDC.

 

Nuestro apoyo, hasta la fecha:

  • Apoyo al centro de tratamiento del Ébola: nuestro equipo desplegado sobre el terreno primero identificó la necesidad de apoyar el centro de tratamiento del Ébola (ETC) existente en Wangata, tanto en términos de flujo de pacientes como de capacitación del personal de primera línea. Para que vuelva a estar completamente funcional lo antes posible, reorganizamos el triaje y reforzamos las medidas para prevenir infecciones. Nuestro equipo también brindó atención a varios pacientes sospechosos de Ébola y al tercer caso confirmado, que lamentablemente, sin embargo, fallecieron. Después de casi dos semanas de apoyo, el centro de tratamiento en Wangata fue entregado el 11 de mayo a otra organización médica, tras donar de medicamentos esenciales y suministros médicos.
  • Reforzar las capacidades de aislamiento y tratamiento en los establecimientos de salud descentralizados: con más actores ahora activos en las zonas de salud urbanas de Mbandaka y Wangata, nuestro equipo ha comenzado a apoyar a tres establecimientos de salud en la zona de salud periférica de Bolenge (en el sur de la ciudad de Mbandaka) para brindar atención a los pacientes lo más cerca posible de donde viven. En el centro de salud de Bolenge, establecimos un triaje y construimos un centro de tratamiento integrado de ocho camas (seis camas para casos sospechosos y dos para casos confirmados). En el centro de salud de Wendji-Secli, nuestro equipo ha instalado una sala de triaje y aislamiento. Obras similares también están a punto de comenzar en el centro de salud de Ikengo en los próximos días. También se brindará capacitación sobre prevención de infecciones, así como sobre detección y manejo de casos, a los trabajadores de primera línea de esas estructuras.
  • Fortalecimiento de la promoción de la salud y la vigilancia comunitaria: también nos estamos preparando para fortalecer la promoción de la salud, la vigilancia epidemiológica y la investigación de alerta en áreas periféricas fuera de la ciudad de Mbandaka. Mbandaka y sus alrededores ocupan una posición clave en el río Congo y son un importante punto de cruce de ríos y carreteras, no solo en la provincia sino también hacia otras ciudades importantes del país. Sensibilizar a las comunidades y equiparlas para detectar mejor los signos e informar alertas de manera temprana es crucial para garantizar que la epidemia no se propague.