Back to top
12.03.2014

Respuesta de MSF a la crisis siria

Tres años de guerra extremadamente violenta han arrasado ciudades, pueblos, hospitales, clínicas, y todo en lo que la población siria se apoyaba para vivir. En Siria, todas las familias que pueden huyen buscando un refugio más seguro, y después vuelven a huir buscando otros lugares, cada vez con menos pertenencias y más miedo encima. Todo el país vive bajo una inmensa crisis médica, y en las zonas más afectadas por la guerra el sufrimiento de las personas es extremo. La crisis se extiende más allá de las fronteras y afecta a los países de su entorno, donde ya hay más de dos millones de refugiados sirios luchando cada día por sobrevivir.

-A A +A

Las heridas de bala, las explosiones de bomba y las lesiones por metralla dan para una larga lista de casos médicos en Siria. A ella se suman la salud materna, las vacunaciones, el cuidado de quemaduras o las enfermedades crónicas, que pueden llegar a resultar mortales si no se consigue la medicación. Un inabarcable listado de necesidades urgentes que no se están cubriendo. Millones de sirios dependen de una asistencia médica muy limitada que solo se puede proporcionar en instalaciones improvisadas en casas particulares o sótanos.

En el interior de Siria

Desde junio de 2012, MSF empezó a prestar atención sanitaria en zonas del norte de Siria, donde se identificaron las necesidades más prioritarias y donde se consiguió establecer hospitales y clínicas provisionales. Hasta la fecha, los equipos médicos han proporcionado más de 140.000 consultas, sobre todo relacionadas con traumatismos y con enfermedades crónicas que pueden ser mortales. Además, se han realizado cerca de 7.000 procedimientos quirúrgicos, y más de 1.900 mujeres han recibido asistencia en partos.

La guerra hace que sea extremadamente difícil proveer ayuda. La intensidad y la volatilidad del conflicto es un gran obstáculo para llegar a las personas necesitadas. En la tarde del 2 de enero de 2014, durante su misión para proporcionar atención médica a personas sirias afectadas por el conflicto, se tomaron como rehenes a cinco miembros del personal de MSF de una casa de la organización, ubicada en el norte de Siria. MSF continúa poniendo todos sus esfuerzos para asegurar el retorno de los compañeros.

En la actualidad, las actividades en el hospital y las dos clínicas en el área del incidente han sido suspendidas. Sin embargo, como las necesidades de la población son tan abrumadoras, seguimos manteniendo las actividades médicas en cinco hospitales y clínicas provisionales en Siria. También continúa nuestro programa de apoyo a redes de médicos sirios y estamos proporcionando suministros médicos y apoyo técnico a 50 hospitales y 80 centros de salud en siete provincias, cubriendo áreas controladas por el gobierno, otras controladas por la oposición así como zonas en disputa. Como trabajamos en un contexto de intensos enfrentamientos, el desafío de la seguridad de nuestros equipos es inmenso, y la organización debe reevaluar constantemente los proyectos y las actividades.

Estadísticas de Siria (a finales de enero de 2014)

-Consultas de urgencias: 49.083
-Consultas de asistencia ambulatoria: 94.389
-Intervenciones quirúrgicas: 6.895
-Partos: 1.962
-Campaña de vacunación contra el sarampión: 75.000 niños (de abril a junio de 2013)

Los refugiados sirios

Más de dos millones de refugiados sirios están registrados o pendientes de registro en los países limítrofes con Siria, pero el número real podría ser mucho mayor. En comparación con Siria, en los países vecinos hay mucho mejor acceso y una mayor seguridad, pero los recursos de estos países están al límite: mientras las deficiencias en los servicios de salud van en aumento, las necesidades de los refugiados no disminuyen.

En Irak hay más de 210.000 refugiados sirios. En este país, MSF proporciona servicios de salud ambulatorios, consultas de salud mental y servicios de agua y saneamiento en varias ubicaciones donde hay refugiados sirios, especialmente en los campos de Domeez y Kawargosk , y también en los campos de tránsito y de refugiados situados en las gobernaciones de Dohuk y Erbil. Los equipos de MSF proporcionan una media de 3.000 consultas semanales en Irak.

Se calcula que en Jordania hay más de 575.000 refugiados sirios, pero la mayoría viven fuera de los campos de refugiados. El proyecto de MSF en el campo de Zataari cerró en 2013, ya que otras organizaciones tenían la capacidad para gestionar las necesidades sanitarias. Una evaluación de MSF demostró que las necesidades de la salud materno-infantil era el problema más importante para los refugiados que viven fuera de los campos, particularmente en la gobernación de Irbid, en el norte del país. En noviembre de 2013, se inició un nuevo programa de salud materna, neonatología y servicios pediátricos. Para finales de enero de 2014 el nuevo proyecto ya había proporcionado 1.753 consultas prenatales y se habían asistido 303 partos.

El proyecto de cirugía de emergencia de MSF en el Hospital Ramtha del Ministerio de Salud, ubicado cerca de la frontera con Siria, sigue teniendo muchísimo trabajo: ya se han proporcionado más de 540 intervenciones quirúrgicas a pacientes heridos de guerra procedentes de Siria. A menudo, consiste en tratar a pacientes con graves lesiones ortopédicas, abdominales o de pecho, y a veces implica realizar múltiples amputaciones.

En Amman, MSF gestiona un proyecto de cirugía reconstructiva para las víctimas de la violencia que incluye cirugía ortopédica, maxilofacial y plástica. También se proporciona atención postoperatoria, apoyo psicosocial y fisioterapia si es necesario. En este centro el mayor número de pacientes son de Siria, aunque hay otros que vienen de la región jordana.

En Líbano hay más de 990.000 refugiados sirios que se enfrentan a grandes dificultades de acceso a la atención secundaria de salud, así como a la asistencia hospitalaria de los partos o la obtención de medicamentos para las enfermedades crónicas. MSF presta asistencia a los refugiados a través de las consultas de medicina general, incluyendo el tratamiento de enfermedades agudas y crónicas, la inmunización, atención de la salud reproductiva, salud mental y distribución de artículos de primera necesidad. Las principales actividades de MSF se desarrollan en el valle de Bekaa, donde la organización cuenta con cuatro clínicas¬, en Trípoli, en norte de Líbano, donde MSF da apoyo a dos hospitales y dos clínicas, y en Saida y Shatila, donde han ido la mayoría de palestinos de Siria.

Atención de MSF a refugiados sirios(a finales de enero de 2014)

-Irak. Consultas totales (incluidas las de salud mental): 173.030
Jordania. Urgencias, consultas ambulatorias y salud materna: 22.914
-Jordania. Intervenciones quirúrgicas: 956
-Líbano. Consultas totales (incluidas las de salud mental y las de salud reproductiva):119.813

#node-7423 #share_links{display:none}

Comentarios