Back to top
04.06.2014

Resurge la epidemia de Ébola en África Occidental

A pesar de que el número de pacientes parecía estar bajando, nuevos casos de Ébola han sido reportados en Guinea y Sierra Leona. El virus ya ha afectado a más de 300 personas en África Occidental. Médicos Sin Fronteras (MSF) continúa apoyando a las autoridades sanitarias en ambos países, tratando pacientes y poniendo en marcha medidas para contener la epidemia.

-A A +A

Equipo enviado con urgencia a Sierra Leona

De acuerdo a la información provista por el Ministerio de Salud, desde finales de mayo se han registrado un caso confirmado y cuatro muertes en Koindu, en el distrito Kailahun de Sierra Leona, cerca de la frontera con Guinea. El 29 de mayo, las autoridades reportaron 18 casos sospechosos, de los cuales seis fallecieron.

En los próximos días, MSF en colaboración con el Ministerio de Salud establecerá un centro de tratamiento en Koindu, en el epicentro de la epidemia en Sierra Leona.

Un grupo de especialistas se unirá al equipo que ya se encuentra en el terreno. También se enviarán materiales médicos y logísticos, como kits con ropa protectora y medicamentos para resguardar al personal sanitario y para montar estructuras donde los pacientes puedan ser atendidos.

De acuerdo con Marie-Christine Ferir, coordinadora de la emergencia de MSF, “El Ébola es una enfermedad que asusta a las personas y que es percibida como misteriosa, pero la gente puede superarla”. Desde que comenzó la epidemia, alrededor de 30 pacientes tratados por MSF en Guinea han sobrevivido a la enfermedad. “Lograr la confianza de las personas es un aspecto esencial de los esfuerzos para luchar contra la epidemia.”

Nuevos casos reportados en Guinea

A pesar de los esfuerzos en el terreno, el número de casos confirmados se ha incrementado en las últimas semanas. A 30 de mayo había 178 casos confirmados, y un total de 113 personas habían fallecido según las cifras del Ministerio de Salud de Guinea.

La epidemia se ha extendido desde Boffa, en la costa de Guinea, hasta Telimele en la región de Kindia. También se han registrado nuevos pacientes en Conakry, Gueckedou y Macenta.

El aumento en el número de casos puede estar relacionado a una reticencia por parte de los pacientes a ir al hospital. El movimiento de personas infectadas y de cuerpos sin vida también es un importante problema. Las familias frecuentemente transportan los cuerpos a otros pueblos para organizar funerales. La multiplicación de las áreas afectadas hace difícil el tratamiento de los pacientes y el control de la epidemia. “Los principales desafíos que enfrentamos en el terreno consisten en la resistencia dentro de las comunidades y en el seguimiento de las personas que han cruzado las fronteras y pueden estar infectadas.”

MSF cuenta con casi 300 trabajadores en el terreno, entre personal expatriado y nacional. Además se han enviado más de 40 toneladas de material para luchar contra la epidemia.

 

Comentarios