Back to top
02.05.2006

Seis meses después del terremoto en India y Pakistán

MSF continúa trabajando en varias localizaciones en la Cachemira pakistaní y en la Provincia de la Frontera del Noroeste

-A A +A

El sábado 8 de octubre de 2005, un terremoto de 7,6 en la escala Richter, sacudió el noreste de Afganistán, el norte de Pakistán y el noroeste de India. Según datos oficiales, el seísmo causó la muerte de 76.000 personas. La zona más afectada fue el norte de Pakistán donde resultaron heridas casi 80.000 personas y más de tres millones se quedaron sin hogar.

Justo después del terremoto, decenas de miles de heridos necesitaban de inmediato asistencia médica. Sin embargo, muchas víctimas quedaron aisladas de todo tipo de ayuda porque las carreteras estaban destruidas o bloqueadas debido a los desprendimientos de tierra. Miles de heridos tuvieron que ser evacuados en helicóptero, mientras que otros no pudieron llegar a los hospitales hasta pasadas varias semanas.

El flujo masivo de heridos sometió a una enorme presión a la dañada infraestructura sanitaria. En la Cachemira controlada por Pakistán y en la Provincia de la Frontera del Noroeste únicamente 199 de las 564 estructuras de salud continuaban siendo totalmente operativas tras el terremoto, según datos del Plan Nacional de Acción de la República Islámica de Pakistán. No sólo los edificios quedaron destruidos o dañados, sino que había una falta significativa de personal sanitario y una enorme necesidad de material médico y equipamiento. Los pacientes a menudo fueron tratados en hospitales y clínicas provisionales, o en las mismas carreteras. Debido a las pobres condiciones en las que debían realizarse las intervenciones quirúrgicas y la falta de atención postoperatoria muchos pacientes desarrollaron complicaciones y más tarde tuvieron que volver a ser intervenidos quirúrgicamente.

La primera respuesta a la emergencia fue aportada principalmente por actores locales: la población local se movilizó para rescatar a los heridos y las estructuras de salud locales fueron las primeras en atenderles. A nivel nacional, las autoridades sanitarias desplegaron personal médico procedente de todo el país en las zonas afectadas y el ejército pakistaní movilizó helicópteros y realizó evacuaciones. Gobiernos extranjeros, agencias de Naciones Unidas y ONG internacionales montaron hospitales y clínicas de campaña y distribuyeron ayuda. Aunque la movilización nacional e internacional fue enorme, las operaciones de ayuda se vieron obstaculizadas por la distancia y aislamiento de muchas localidades, el daño que la infraestructura había padecido y el deterioro de las condiciones climáticas.

Una de las principales preocupaciones fue la llegada del invierno. Se temía que si cientos de miles de personas no descendían de las montañas a las zonas más bajas no iban a recibir suficiente asistencia para prepararse y poder afrontar los meses del crudo invierno. Se puso en marcha entonces una carrera logística y médica contrarreloj para tratar al mayor número de heridos posibles y hacer llegar a la zona material de ayuda.

La destrucción de carreteras y el difícil terreno montañoso obligó a decenas de miles de personas a depender completamente de los helicópteros que distribuían artículos de primera necesidad. Se desplegó toda una flota de helicópteros de varios ejércitos, de agencias de Naciones Unidas y de contratistas particulares para distribuir el material de primera necesidad así como para evacuar a los heridos. MSF también alquiló dos helicópteros a fin de disminuir su dependencia logística de otros y fijar sus propias prioridades en lo que se refiere a visitas a sus proyectos.

Afortunadamente, el invierno fue más suave de lo que se esperaba y en algunas regiones la población descendió de las montañas para asentarse en campos donde las distribuciones resultaban más fáciles de organizar. Aunque en algunas zonas las condiciones eran muy duras, no se produjeron emergencias médicas por causa del invierno. Hacia finales de invierno, gran parte de la ayuda había sido distribuida y los heridos habían sido tratados. Muchas organizaciones redujeron sus actividades o se fueron del país. Desde el mes de marzo y con la llegada de la primavera, el Gobierno está organizando el regreso de los desplazados a sus aldeas.

El primer día después del terremoto, MSF empezó a prestar ayuda de emergencia y rápidamente organizó los programas de asistencia. En el momento más álgido de la intervención, de mediados de octubre a mediados de noviembre de 2005, más de 150 trabajadores internacionales y más de 450 miembros del personal nacional proporcionaban atención de emergencia en 18 emplazamientos en Pakistán y 3 en India. Hacia finales de marzo de 2006, se había prestado el grueso de la asistencia y MSF redujo su intervención. Actualmente, la organización cuenta con más de 60 trabajadores internacionales y 250 trabajadores nacionales en sus proyectos.

DETALLE DE LAS OPERACIONES ACTUALES DE MSF

Provincia de la Frontera del Noroeste
- Se continúa trabajando en las aldeas médicas que se instalaron en la ciudad de Mansehra para los pacientes que no necesitaban hospitalización pero que requerían seguimiento, todavía hay varias familias pero prácticamente ya no hay actividades médicas.
- Cirugía ortopédica en el hospital provisional que se instaló cerca del hospital del distrito de Mansehra.
- Tratamiento de los casos que necesitan cuidados especiales y que son referidos al centro de MSF.
- Evaluaciones en los valles donde muchas personas están empezando a regresar a sus lugares de origen.
- Se abrirá una clínica en Kaghan ya que no hay ninguna estructura de salud en la región. Se realizarán consultas externas y tendrá capacidad para 15 camas, en principio estará abierta durantes seis meses.
- Actualmente, MSF acaba de finalizar sus actividades de ayuda psicosocial y está en proceso de traspasar del puesto de fisioterapia de Balakot.

Cachemira controlada por Pakistán
- Atención básica de salud en tres campos de desplazados en Muzaffarabad.
- En Lamnian se está reconstruyendo el hospital y se trabaja en salud materna y atención básica de salud.
- Atención básica de salud en Hattian y vigilancia epidemiológica.
- Construcción del hospital en Bagh, atención básica de salud en el hospital y con clínicas móviles en cuatros localizaciónes en los alrededores de Bagh (Malot, Bir Pani, Chikar y Bhedi).
- Actividades de agua y saneamiento en los campos de desplazados que hay en Bagh y los alrededores. Ocasionalmente distribución de material de ayuda.
- Salud mental en todos los proyectos en la Cachemira paquistaní.

Comentarios