Back to top
15.01.2016

Confirmado un nuevo caso de Ébola en Sierra Leona

Médicos Sin Fronteras (MSF) tiene abiertas cuatro clínicas para asistir a los supervivientes del virus.

-A A +A

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado esta mañana un nuevo caso de Ébola en el norte de Sierra Leona, en el distrito de Tonkolili, apenas horas después de que dicha organización declara el fin de la devastadora epidemia en África Occidental. Sierra Leona fue declarada libre de Ébola el pasado 7 de noviembre de 2015.

A pesar de todas las medidas para contener el virus, siempre existe la posibilidad de que aparezcan nuevos brotes Por el momento, la prioridad debe ser rastrear los contactos del paciente fallecido para frenar la transmisión del virus. Esta estrategia se lleva a cabo a partir de la activación del mecanismo de respuesta de emergencia del Ministerio de Salud.

Desde el inicio de la epidemia en 2014, Médicos Sin Fronteras ha desempeñado un liderazgo clave en el tratamiento de personas que padecían el virus. En la actualidad, la organización sigue proporcionando servicios médicos y psicosociales a algunos de los más de 4.000 supervivientes de Ébola en el país, en el distrito de Freetown y Tonkolili, en Sierra Leona, y también en Monrovia (Liberia) y Conakry (Guinea). Además, los equipos de MSF mantienen su capacidad de respuesta de emergencia en el país.

MSF respondió a la epidemia de Ébola en los tres países más afectados: Guinea, Sierra Leona y Liberia, y también intervino para evitar que los casos que se produjeron en Nigeria, Senegal y Mali se propagaran. Sus equipos también respondieron a un brote no relacionado con la epidemia que termina ahora y que surgió también en 2014, en la República Democrática del Congo. MSF continúa brindando atención médica a los supervivientes de Ébola y a las poblaciones locales. Para ello, MSF ha creado dos clínicas en Sierra Leona, una en Liberia y otra en Guinea que facilitan servicios médicos y psicológicos a los supervivientes. Los sistemas de salud pública de los tres países, ya débiles antes del brote, han resultado seriamente dañados por la epidemia. Por este motivo, MSF también ha decidido invertir esfuerzos en la recuperación de los mismos. En las próximas fechas, MSF abrirá nuevos proyectos de salud materno-infantil en Kabala, Magburaka y Kenema (Sierra Leona) y ya está operativo un nuevo hospital pediátrico en la capital de Liberia, Monrovia. En Guinea y en colaboración con las autoridades sanitarias, MSF continúa gestionando un proyecto de VIH en Guinea.