Back to top
23.09.2016

23 muertos y 145 heridos tras incesantes bombardeos en Alepo

Médicos Sin Fronteras (MSF) denuncia los bombardeos indiscriminados de áreas de civiles en la zona sitiada de la ciudad que causan la muerte de vidas inocentes.

-A A +A

Siguen los ataques aéreos indiscriminados en la ciudad sitiada del noreste de Siria. Según los hospitales que apoyamos allí, se ha producido un importante aumento en el número de pacientes heridos tras días de incesantes bombardeos en la ciudad sitiada. En solo dos días, los centros hospitalarios que apoyamos nos han notificado el ingreso de 145 heridos y el fallecimiento de 23 personas. 

Por estos motivos, estamos profundamente preocupados por el impacto de la campaña de bombardeos en la población y por los ataques indiscriminados en áreas civiles en una ciudad asfixiada por los efectos del asedio. “La población de Alepo, ya ahogada por el cerco que padece, es víctima de nuevo de un terrible ataque”, afirma Carlos Francisco, nuestro coordinador general de MSF en Siria.

"La ciudad no ha recibido ayuda ni suministros médicos urgentes. Estamos profundamente preocupados por el elevado número de heridos reportados por los hospitales a los que apoyamos. También hemos recibido informaciones que hablan que en muchas zonas de la ciudad los heridos y los enfermos no tienen ningún lugar al que acudir y, simple y llanamente, se les deja morir".

Desde julio, cuando comenzó el sitio, a los habitantes del este Alepo se les ha dejado desamparados. "El mundo ha observado cómo Alepo está sitiada, los civiles mueren y quedan atrapados, y no hace nada. El conflicto sirio es una exhibición devastadora de todas las atrocidades que se pueden concebir en una zona de conflicto. Una horrible realidad donde no existen las reglas de la guerra y en su lugar se lleva a cabo un ataque total a la vida de la población y a las infraestructuras civiles, incluyendo ataques constantes a los servicios médicos".

En MSF facilitamos apoyo a ocho hospitales de la ciudad de Alepo. La organización médico-humanitaria gestiona seis centros médicos en el norte de Siria y apoya a más de 150 centros de salud y hospitales de todo el país, muchos de ellos en una zona sitiada.