Back to top
07.05.2008

Somalia: MSF cierra su proyecto médico en Bossaso, Puntlandia

“Dada la falta de condiciones de seguridad aceptables, nos hemos visto obligados a cerrar el proyecto”, dice el doctor Roger Teck, director de operaciones de MSF

-A A +A

La organización medico-humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) cerró, el pasado 15 de abril, todas las operaciones médicas y de nutrición para personas desplazadas que viven en las afueras de Bossaso, Somalia, debido al secuestro de dos de sus trabajadoras humanitarias el pasado diciembre.

Inmediatamente después del secuestro, MSF decidió suspender la presencia de todo su personal internacional en Bossaso y continuar con las actividades médicas y nutricionales a través de su personal nacional. Su gran dedicación y el compromiso total ha sido esencial para la continuación de la asistencia nutricional a los niños malnutridos en los campos de desplazados. “Dada la falta de condiciones de seguridad aceptables, nos hemos visto obligados a cerrar el proyecto” dice el doctor Roger Teck, director de operaciones de MSF.

Sin embargo, MSF quiere resaltar el deterioro de la situación de salud de las personas desplazadas internamente que viven a las afueras de Bossaso en condiciones muy precarias. Las mujeres y los niños son los más afectados por la larga crisis humanitaria que está causando sufrimiento desnutricióny un mayor riesgo de enfermedades y muerte. En diciembre 2007, MSF realizó una encuesta nutricional cuyos resultados mostraban un alto nivel (27.2%) de desnutrición aguda global con 9.4% de desnutrición severa, todos estos datos están por encima de los niveles del umbral de emergencia . Durante los siete meses que funcionó el proyecto, MSF ingresó 1.957 niños severamente desnutridos en el programa nutricional de los cuales 516 tuvieron que ser hospitalizados para cuidados terapéuticos.

MSF lleva trabajando de forma continuada en Somalia más de 17 años y, actualmente, ofrece asistencia médica en 10 regiones del país. En 2007 se abrieron varios proyectos como respuesta a las consecuencias médicas y humanitarias de los enfrentamientos actuales. El año pasado, los equipos médicos hicieron más de 2.500 operaciones, 520.000 consultas ambulatorias e ingresaron a unos 23.000 pacientes en los hospitales.

Comentarios