Back to top
29.12.2006

Somalia: MSF pide a las partes en conflicto que respeten el Derecho Internacional Humanitario

La organización muestra su preocupación por la seguridad de sus pacientes y del personal médico

-A A +A

Médicos Sin Fronteras (MSF) expresa su preocupación por la seguridad de sus pacientes y del personal médico local que trabaja en los centros de salud que la organización tiene en Somalia y solicita a las partes en conflicto que respeten el Derecho Internacional Humanitario y garanticen el respeto a pacientes y personal sanitario. MSF ha tratado durante los últimos días a unos 250 heridos que son resultado de los enfrentamientos que se han producido en Somalia desde la semana pasada.

El pasado 27 de diciembre, tras tomar el control de en Dinsor (región de Bay), miembros de las fuerzas armadas etíopes y gubernamentales entraron en un centro de salud de MSF e intimidaron al personal médico y sanitario. También confiscaron todos los expedientes médicos –confidenciales por naturaleza– de los pacientes de la organización. MSF se ha quejado oficialmente al Gobierno etíope y al Gobierno de Transición somalí en tanto que se trata de una clara violación del Derecho Internacional Humanitario. La organización ha pedido que se le devuelvan inmediatamente todos los expedientes y ha solicitado que las partes en conflicto respeten la provisión de atención médica y humanitaria.

A raíz del inicio de los enfrentamientos en Somalia, MSF ha tratado a unas 250 personas en diferentes estructuras de salud a lo largo del país. El 21 de diciembre, los equipos de la organización enviaron equipos médicos y quirúrgicos de emergencia a Dinsor y al día siguiente hicieron los mismo en Belet Weyne, donde fueron enviadas 13 toneladas de material. MSF prepara ahora el envío de kits para tratar a 300 heridos.

Debido al deterioro de la seguridad, MSF se vio obligada el pasado fin de semana a evacuar al personal expatriado de los proyectos en Belet Weyne, Huddur, Galgaduud, Jowhar y Marere, aunque la atención médica sigue garantizada gracias a la presencia del personal local de la organización. En Dinsor, los equipos locales de MSF han tratado a 160 personas, entre civiles y militares, a 70 más en el Hospital Istarlin de Galgaduud y a 19 en Galkayo.

“Estamos muy preocupados por lo que pueda pasar con la población civil en Somalia –señala Josep Prior, Coordinador de MSF en Somalia– que hace años que ya sufre las consecuencias del abandono internacional y ahora vuelve a revivir un conflicto; intentaremos volver cuanto antes para incrementar nuestra ayuda”, concluye.

MSF trabaja en Somalia desde 1991.

Comentarios