Back to top
11.03.2014

Sudán del Sur: 15.000 personas huyen de los enfrentamientos en el estado del Alto Nilo

Los violentos enfrentamientos que asolan el condado de Melut, en el estado del Alto Nilo de Sudán del Sur, han forzado a 15.000 personas a refugiarse en varios campos creados en las últimas semanas. Médicos Sin Fronteras (MSF) ha lanzado una intervención de emergencia para asistir a las miles de personas que necesitan asistencia humanitaria.

-A A +A

A finales de enero, unas 3.500 personas desplazadas se instalaron en un nuevo campo en el condado de Melut. Desde entonces se han creado dos nuevos campos para acomodar a un total de 15.000 personas desplazadas, la mayoría mujeres, niños y personas mayores.

“Estamos viendo mucha gente venir de Malakal, del condado de Baliet y otras zonas al sur de Melut”, afirma Isaac Ooko, adjunto al coordinador general de MSF en Sudán del Sur. “Llegan en camiones y también en barco”.

Desde que se lanzó la intervención de MSF a mediados de febrero, los equipos han hecho unas 100 consultas diarias. También han vacunado a 4.500 niños menores de cinco años contra la polio y el sarampión y van a distribuir 3.600 kits de materiales de primera necesidad.

Algunas de las personas del campo se han tenido que desplazar dos o incluso tres veces desde que la violencia empezó en el sur del estado del Alto Nilo. Muchos han tenido que caminar durante días con poca comida y agua para llegar a los campos. Las malas condiciones de vida en los campos y la inseguridad siguen siendo una preocupación.

“Vinimos buscando un lugar seguro, con comida, pero no hemos encontrado un buen lugar”, dice Ajith Athor, de 45 años, y que huyó primero al condado de Balet y después a la ciudad de Malakal para finalmente venir al condado de Melut. “Ahora los niños están muy cansados y necesitan agua y comida”.

Con la estación de lluvias muy cerca, y la posibilidad de que los campos se inunden, los equipos de MSF se preparan para un aumento de los pacientes. “La estación de lluvias está al caer y tenemos que estar preparados para cuando llegue”, dice Ooko. “Los campos podrían inundarse y la población que hay aquí es muy vulnerable. Ya ha sufrido por la violencia y ahora podría verse afectada por malaria, diarrea y otras enfermedades”.

MSF trabaja en lo que hoy constituye la República de Sudán del Sur desde 1983, y actualmente gestiona 16 proyectos en nueve de los diez estados del país: en Agok, Aweil, Bentiu, Gogrial, Maban, Malakal, Nasir, Yambio, Lankien, Yuai, Pamat, y Yida. Además, ha puesto en marcha cinco proyectos de emergencia en Juba, Awerial, Malakal, Melut y Nimule. MSF responde a las emergencias, incluyendo desplazamientos a gran escala, flujos de refugiados, situaciones alarmantes de nutrición y picos de enfermedades como sarampión, malaria, diarrea acuosa y kala azar, además de dar servicios de salud básicos y especializados. MSF también da asistencia médico-humanitaria a los refugiados de Sudán del Sur en Kenia, Uganda y Etiopía.

En las primeras 10 semanas de la crisis, los equipos de MSF han hecho 103.614 consultas (incluyendo 40.925 para niños menores de cinco años); han hospitalizado a 3.767 pacientes (incluyendo 2.282 niños menores de cinco años); han tratado a 1.393 heridos de guerra, han hecho 755 cirugías mayores y han asistido 2.157 partos. MSF cuenta actualmente con 333 trabajadores internacionales que trabajan junto a 3.330 sur sudaneses.

 

Comentarios