Back to top
23.05.2014

Sudán del Sur: MSF lucha para contener el brote de cólera

Ya se han registrado un total de 315 casos en Juba. Médicos Sin Fronteras (MSF) está reforzando sus actividades para hacer frente al brote de cólera que se declaró en la capital el pasado día 15 de mayo.

-A A +A

Se han registrado más de 315 casos de cólera desde que el Ministerio de Salud declarara el brote en la capital sursudanesa. En otros puntos del país se han detectado casos sospechosos que aún deben ser confirmados mediante pruebas de laboratorio. MSF respondió de forma inmediata y donó suministros para apoyar a los centros de salud del país. Los equipos de MSF también han iniciado una carrera contrarreloj para instalar centros de tratamiento del cólera, analizar otros puntos donde establecer potenciales centros, proveer agua potable, llevar a cabo campañas de sensibilización y organizar campañas de vacunación en los campos de desplazados.

“Después de cinco meses de intenso conflicto, y ante las duras condiciones en muchos de los campos de desplazados y la llegada de la temporada de lluvias, el impacto que pueda llegar a tener el cólera ahora mismo podría llegar a ser grave”, explica Brian P. Moller, coordinador de MSF en Sudán del Sur, quien añade: “Pese a ello, el cólera puede ser tratado de forma simple y efectiva si se detecta a tiempo. La prioridad de MSF es lanzar una respuesta rápida y eficiente para contener el brote, trabajando tanto en el tratamiento de los pacientes como en la prevención de la enfermedad”.

En Juba, durante la última semana, MSF ha enviado suministros a varias clínicas del Ministerio de Salud en la ciudad, sobre todo al Hospital Universitario de Juba, donde se halla el único centro de tratamiento de cólera. Estas donaciones incluyen camas, kits de diagnóstico, solución de cloro y sales de rehidratación oral. MSF también ha enviado a expertos en cólera y en agua y saneamiento para apoyar al personal del hospital.

En paralelo, los equipos de MSF han comenzado la construcción de un centro de tratamiento de cólera con 50 camas en el distrito de Gudele, una de las zonas más afectadas por el brote. El centro estará operativo en los próximos días y podrá ser ampliado a 100 camas.

La organización también planea abrir centros similares en la capital para aumentar la capacidad de tratamiento durante las próximas semanas. En los campos de desplazados en Juba, donde MSF ha estado brindando atención médica desde diciembre, los equipos de emergencia ya han identificado los lugares donde se deberán instalar estos centros en caso de que se registren brotes, y están llevando a cabo actividades de sensibilización.

En el resto del país, donde se han registrado casos sospechosos, MSF ha desplegado actividades en varios estados. En el campo de Malakal, en el estado de Alto Nilo, MSF ya ha instalado un centro de tratamiento de forma preventiva, tras haber vacunado a 17.000 personas entre abril y mayo de este año. En el mismo estado, MSF envió un equipo a Kaka, a unos 40 kilómetros de Melut, para evaluar la situación en una clínica local y donar equipamiento y suministros. La organización está también preparando un plan de contingencia en el campo de desplazados de Melut para el eventual caso de que se produzca un brote. En el campo de Bentiu, en el estado de Unidad, MSF está apoyando una campaña de vacunación en marcha.

En Minkamman (Lagos), donde MSF asiste a unos 80.000 desplazados desde diciembre, la organización ha llevado a cabo una campaña de vacunación suplementaria en el campo para llegar a aquellas personas que debido al desplazamiento pudieran no haber sido vacunadas con anterioridad. Se necesitan dos dosis para que la vacuna sea eficaz, aunque incluso en ese caso tan solo ofrece una protección del 65 por ciento. Sin embargo, este es uno de los pocos métodos, junto con los esfuerzos para mejorar las condiciones de vida y de agua y saneamiento, para otorgar más oportunidades de evitar un brote a una comunidad vulnerable. MSF también está donando 500.000 litros de agua clorada al día en este lugar, algo fundamental para evitar que la enfermedad se propague. Los equipos en terreno están preparados para instalar una sala de veinte camas y un centro en caso de brote.

El cólera es una infección intestinal aguda causada por la bacteria vibrio cholerae y que se halla en lugares insalubres. La diarrea y los vómitos que causan la enfermedad provocan una deshidratación que puede llevar a la muerte. El cólera puede ser tratado de forma simple y efectiva si el tratamiento empieza pronto. Este incluye la rehidratación mediante soluciones orales o, en los casos más severos, por vía intravenosa.

MSF en Sudán del Sur

MSF brinda asistencia médico-humanitaria en el territorio que hoy constituye Sudán del Sur desde hace 30 años. Después de los combates que se desataron el 15 de diciembre de 2013. MSF aumentó sus actividades para atender las necesidades médicas en todo el país.

En los primeros cinco meses de la crisis, los equipos de MSF llevaron a cabo más de 270.000 consultas, de las cuales 110.000 fueron a menores de cinco años. Además, los equipos han efectuado 2.000 cirugías, han tratado a más de 2.300 personas con heridas de guerra y han asistido 6.400 partos.

Los equipos de MSF trabajan ahora en 22 proyectos en nueve de los diez estados de Sudán del Sur ofreciendo atención primaria, apoyo nutricional, servicios quirúrgicos, vacunaciones y aplicando medidas de agua y saneamiento.

 

Comentarios