Back to top
06.03.2020

No se trata de género: son tres mujeres, tres compañeras sin fronteras

Mariam, Marine y Karla son logistas, una faceta fundamental de nuestra labor tradicionalmente asociada a los hombres. Sin embargo, ninguna de las tres lo siente así. Son el ejemplo más natural y sólido del reto que supone lograr la igualdad.

-A A +A

Karla Claus, gerente de logística de MSF en Sudán del Sur: 

“En general, tanto dentro como fuera de Médicos Sin Fronteras, la logística es un campo dominado por los hombres. Por ejemplo, en Reino Unido, los hombres copan el 83% de los 583 especialistas en logística que trabajan para nuestra organización.

En Maban, en Sudán del Sur, donde trabajé como gerente de logística de marzo a septiembre de 2019, había 100 miembros del personal cuyos trabajos estaban relacionados con la logística: vigilantes, conductores, mecánicos, trabajadores, operadores de radio y supervisores de logística.

Por lo general, los 100 miembros de este personal suelen ser hombres. Sin embargo, cuando yo estaba en Maban, el equipo de logística estaba dirigido por tres supervisoras.

Mariam, Marine y yo teníamos el mismo objetivo desde nuestro rol como gerentes: aspiramos a desarrollar las competencias de nuestro equipo, hasta el punto de que nosotras mismas nos volvimos repetitivas.

Este es nuestro equipo

Es la primera asignación de MSF para Mariam. Se encarga de la gestión de las instalaciones de salud en Maban, así como del complejo del personal internacional.

Supervisa un gran equipo de conductores, vigilantes, operadores de radio y trabajadores, pero ¡no por mucho tiempo! Los supervisores de logística ahora están tomando la delantera en muchas actividades diarias.

Marine ha sido líder del equipo de logística durante los últimos 18 meses. Supervisa el departamento de logística y se asegura de que se implemente la estrategia, junto con las medidas de seguridad.

¡Marine nos dice que nunca nos rindamos! Y si sientes que estás a punto de... probablemente sea el momento de tomar una cerveza.

En cuanto a mí, he estado supervisando las actividades de divulgación del proyecto Maban en todas nuestras ubicaciones. ¡Estoy muy motivada todo el tiempo! ¿Mi secreto? ¡Ser positiva y paciente una y otra vez!

MSF en Maban

En Maban, dirigimos un centro de atención primaria de salud en el campamento de refugiados de Doro y una unidad ambulatoria en Bunj Town, así como varias actividades de divulgación.

Nuestro trabajo en Maban es un auténtico desafío. Tenemos una gran flota de generadores, camionetas, un tractor y quads que requieren mantenimiento, programación y conducción.

Tenemos una cadena de frío para mantener los medicamentos y las vacunas a la temperatura adecuada. Construimos y usamos generadores y sistemas de respaldo de batería para proporcionar energía e iluminación a nuestros equipos.

Además, gestionamos las tecnologías de información y comunicación para el proyecto, todo un reto de sobra conocido en Sudán del Sur.

El trabajo, (bien) hecho

Normalmente, delegamos tareas, capacitamos y asesoramos al personal, y supervisamos la gestión de recursos humanos y la implementación estratégica. Pero a veces también nos gusta ensuciarnos las manos. Necesitamos hacerlo.

Si una bomba se rompe y podemos arreglarla, todo bien. Si no podemos solucionarlo, nuestro trabajo reside en encontrar a alguien que pueda hacerlo.

En teoría, tratamos de hacer todo lo necesario para ayudar al equipo médico a garantizar la continuidad de los servicios.

En la práctica, debemos ser muy pacientes, ultraflexibles y constructivas, así como ser capaces de llevar a cabo muchas tareas a diario.

El futuro de las mujeres logistas

Es alentador que MSF esté creando oportunidades viables para incluir a las mujeres en roles ‘no tradicionales’ en el departamento de logística de la organización.

Esperamos poder inspirar y alentar a otras mujeres a unirse a la logística de MSF.

Para nosotras tres, el género no es un problema.

Cualquiera que esté pensando en dedicarse a la logística debería centrarse en desarrollar su propia capacidad.

Esa es la mejor manera de asegurarse de que te seleccionen para un rol basado en tus habilidades.

¿Quieres trabajar como logista para MSF?