Back to top
02.03.2022

Sudán del Sur: condenamos el robo a mano armada y la quema de vehículos de MSF cerca de Yei

Debido a este incidente sucedido el 28 de febrero, hemos tenido que suspender de inmediato nuestros movimientos para apoyar a los centros de salud fuera de Yei, lo que ha socavado el acceso a la atención médica de urgencia para decenas de miles de personas.

Vehículos de MSF quemados en los alrededores de Yei, Sudán del Sur
-A A +A

Médicos Sin Fronteras condenamos el descarado robo a mano armada de uno de nuestros equipos médicos y el incendio de dos de nuestros vehículos en la carretera a las afueras de Yei, en Sudán del Sur, durante la mañana del 28 de febrero. Debido a este incidente, hemos tenido que suspender de inmediato nuestros movimientos para apoyar a los centros de salud fuera de Yei, lo que ha socavado el acceso a la atención médica de urgencia para decenas de miles de personas.

"Estamos profundamente conmocionados por este inaceptable ataque a la asistencia humanitaria neutral e imparcial a las comunidades que necesitan asistencia médica", afirma nuestra coordinadora de operaciones, Sandra Lamarque. "Como resultado del ataque, nuestros movimientos de asistencia a las comunidades de los alrededores de Yei se han suspendido hasta que se puedan restablecer las condiciones de seguridad adecuadas que nos permitan continuar con seguridad nuestra labor de salvar vidas".

Alrededor de las 9:15 h del lunes 28 de febrero, siete miembros de nuestro personal identificados como personal de MSF y que viajaban en dos vehículos de nuestra organización claramente señalizados se dirigían a Minyori por la carretera de Yei a Maridi para apoyar el tratamiento de la malaria, la neumonía y la diarrea, tres de las principales causas de mortalidad infantil en Sudán del Sur.

Antes de llegar, el equipo médico fue interceptado por un numeroso grupo de hombres armados y les obligaron, a punta de pistola, a bajar de los coches. Les llevaron al monte, donde había un grupo de civiles que también estaban retenidos por el grupo armado. Nuestro equipo fue amenazado y despojado de sus bienes y pertenencias.

Tras el incidente, nuestro equipo fue liberado sin daños físicos, pero nuestros dos coches fueron quemados, destruyendo completamente los vehículos y obligando a nuestro equipo a irse a pie hasta un lugar seguro. También robaron de los vehículos los medicamentos destinados a apoyar a los trabajadores sanitarios de la comunidad que prestan atención médica.

"MSF somos uno de los pocos actores médicos que apoyan a varias de las instalaciones médicas de esta zona fuera de la ciudad de Yei. Cuando se producen estos ataques, es la población local la que sufre, ya que se compromete gravemente el acceso a la asistencia sanitaria de las comunidades", dijo Lamarque. "Hacemos un llamamiento a todos los actores armados para que asuman sus responsabilidades en virtud del derecho internacional humanitario y respeten la prestación de asistencia humanitaria".

 

Somos una organización humanitaria independiente, neutral e imparcial, que lleva más de 40 años trabajando en Sudán del Sur. Llevamos prestando asistencia médica a las comunidades de Yei y sus alrededores desde 2016, apoyando la sala de pediatría del hospital de Yei, cuatro centros de salud primaria, la atención médica comunitaria y la respuesta de emergencia.