Back to top
05.05.2022

Ataques violentos dejan a miles de personas sin acceso a la atención médica en Darfur Oeste

Una nueva ola de combates y violencia extrema en la ciudad de Kreneik y alrededores y en El Geneina ha forzado a huir a la población así como a pacientes y personal de los dos principales centros de salud, donde los ataques mataron a cuatro miembros del personal del hospital. La situación es frágil, tensa y de extrema vulnerabilidad.

-A A +A

Desde el domingo 24 de abril, todos los servicios de atención médica esenciales se han visto interrumpidos por una nueva ola de ataques violentos en la ciudad de Kreneik y sus alrededores y por los combates en El Genina, en Darfur Oeste, dejando a las personas heridas y enfermas en una situación desesperada, al no tener acceso a la atención médica vital.

En ambos lugares, apoyamos a los dos principales centros de salud. Más de una semana después del ataque, la situación sigue siendo frágil y tensa, y nuestros equipos continúan escuchando disparos ocasionales.

Los ataques a la atención médica causaron la muerte de cuatro miembros del personal del hospital, y las y los pacientes y el personal huyeron temiendo por sus vidas, ya que se produjeron disparos dentro de las instalaciones de salud. Nuestro equipo fue informado que todos nuestros pacientes habían huido, también las madres que tenían a sus hijos e hijas con oxígeno interrumpieron su tratamiento y huyeron.

“El servicio de hospitalización estaba lleno de pacientes, así como el servicio de pacientes ambulatorios y el área de triaje. Había aproximadamente 200 personas esperando consultas”. dijo Emily Wambugu, referente médica de nuestro proyecto que trabajaba en el Hospital Universitario El Geneina en el momento del ataque.

La inseguridad se ha extendido en los últimos meses a diferentes partes de Darfur Oeste, lo que ha dificultado enormemente nuestra asistencia a las comunidades que han sido desplazadas y afectadas por los recurrentes ataques. El ataque violento más reciente que comenzó el domingo 24 de abril en Kreneik, llevó una vez más a las familias aterrorizadas a huir de un asentamiento improvisado a otro, en busca desesperada de seguridad.

“Es estresante porque si pensamos en el hospital y en el número de vidas que hemos salvado cada día, niñas y niños muy desesperados vienen para ser hospitalizados, y ahora no podemos atender a ninguno de ellos. No es fácil para nosotros, pero no hay nada que podamos hacer, ya que seguimos pensando que no es seguro salir y trasladarnos al hospital”, dijo Emily Wambugu.

 

Zona de espera en la clínica fija de MSF cerca de uno de los campos de desplazados de la ciudad de Geneina.

 

Médicos Sin Fronteras realizamos diferentes proyectos en el estado de Darfur Oeste. Hasta el ataque, brindamos asistencia humanitaria y servicios de salud tanto a las personas internamente desplazadas como a las comunidades locales a través de clínicas fijas y móviles en la ciudad de El Geneina y sus alrededores, y apoyamos al Hospital Universitario El Geneina y al principal centro de salud de la ciudad de Kreneik.

 

El miércoles 27 de abril, uno de nuestros equipos pudo evaluar el estado de algunas clínicas de atención primaria y visitó varios lugares de reunión con familias recién desplazadas, que habían huido para salvar sus vidas de los enfrentamientos dentro de la ciudad de El Geneina. Seguimos de cerca la situación de seguridad para asegurarnos de que podemos reiniciar las actividades médicas y adaptar el movimiento de las clínicas móviles a los nuevos sitios donde las personas ahora se refugian, para brindar la atención médica y la asistencia humanitaria que tanto necesitan tan pronto como sea seguro hacerlo.

 

Trabajamos en Sudán desde 1978. En los últimos años, nuestras operaciones se centran en los estados de Jartum, Gedaref, Nilo Azul, Kassala, Darfur Este, Darfur Oeste y Darfur Sur y Central, con equipos de emergencia poniendo en marcha intervenciones en otras áreas según sea necesario.