Back to top
26.06.2015

Tanzania: Médicos Sin Fronteras lleva a cabo la vacunación oral de cólera de refugiados burundeses y congoleños

Más de 115.000 refugiados burundeses y congoleños situados en Tanzania serán vacunados este mes contra el cólera en una campaña masiva llevada a cabo por Médicos sin Fronteras (MSF).

-A A +A

El brote de cólera se declaró a mediados de mayo, cuando miles de refugiados de Burundi huyeron de los disturbios políticos transmitiendo el cólera en un campamento con casi el doble de su capacidad. Según cifras oficiales, se han reportado 3.086 casos de cólera en Tanzania, produciéndose hasta la fecha 34 muertes.

La campaña de vacunación, que se inició en el campo de refugiados de Nyarugusu el pasado sábado 20 de junio, continuará esta semana. Hasta el momento, 55.000 personas han recibido la vacuna contra el cólera oral. En coordinación con el Ministerio de Salud de Tanzania, el Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU (ACNUR) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), MSF está proporcionando la vacuna a todos los menores de un año del campamento, y también a otros menores con una edad superior.

 

No hay suficiente agua

A raíz de flujo masivo de refugiados de Burundi en mayo se han extendido los servicios de agua potable en el campo. La situación difiere a lo largo del campamento, pero los refugiados solo tienen acceso a un promedio de 11 litros de agua por persona y día, muy por debajo de la cifra estándar de una situación de emergencia.

"La situación en el campo de Nyarugusu sigue siendo extremadamente precaria", explica Rachel Marsden, coordinadora de emergencias de MSF en Tanzania. "Aunque el número de casos de cólera es bajo en este momento, otra afluencia de personas provenientes de Burundi podría poner más presión sobre los servicios existentes, y el riesgo de un nuevo brote sigue siendo alto."

 

La vacuna oral: un método efectivo de prevención contra el cólera

En 2012, MSF puso a prueba el uso de la vacuna oral contra el cólera como estrategia de control del brote de cólera en Guinea. Un estudio publicado el pasado año en el New England Journal of Medicine examinó la eficacia de la vacuna durante este brote y mostró que el 86% de los vacunados estuvieron protegidos contra el cólera.

"El éxito de esta vacuna está claro, pero esto es parte de una respuesta integral y no excluye la necesidad urgente de mejorar las condiciones de agua y saneamiento en el campo de Nyarugusu", continúa Marsden. "Para reducir el riesgo de nuevos brotes, el agua potable y la educación sobre la importancia de las buenas prácticas higiénicas deben seguir siendo una prioridad."

Veinte equipos, formados por diez personas cada uno, llevarán a cabo la campaña de vacunación; una segunda ronda de vacunación se llevará a cabo en dos semanas. Los equipos también realizarán un estudio nutricional para chequear el estado de los menores de cinco años, la población más vulnerable del campo.

En el interior del campo MSF ha construido un centro de tratamiento de cólera con 50 camas a pleno rendimiento, con la posibilidad de ampliarlo a 150 camas, si fuera necesario. Los equipos también están llevando a cabo actividades de divulgación. En el cercano distrito de Kigoma, MSF también tiene habilitado otro centro de tratamiento de cólera, y el equipo médico y logístico está preparado, en caso de que sea requerido. En Kagunga, un puesto de tránsito de refugiados, a cuatro horas en barco desde Kigoma, MSF ha puesto en marcha otro centro de tratamiento de cólera con 25 camas como parte de su plan de preparación para emergencias.

 

--------------------------------------------------------------------------------

Según el ACNUR, en la actualidad hay 56. 641 refugiados burundeses en Tanzania, la mayoría de los cuales están en el campo de Nyarugusu. Cada semana otros 2.000 refugiados siguen cruzando a Tanzania pasando por Nyarugusu desde Burundi. Alrededor de 64.000 refugiados de la República Democrática del Congo (RDC) también residen en el campo.

Los equipos de MSF llegaron en Tanzania a mediados de mayo, a raíz de la llegada masiva de refugiados de Burundi. En la actualidad, 17 expatriados trabajan, junto con 460 refugiados y miembros tanzanos del staff, tanto en Nyarugusu como en los campos de tránsito de Kigoma y Kakunga.

En Burundi, MSF está apoyando tres puestos de salud cerca de localidades que secundan las manifestaciones antigubernamentales en la zona de Bujumbura. Además, ha facilitado el acceso hospitalario de los heridos. En colaboración con la Cruz Roja local, el equipo ha puesto en marcha un servicio de ambulancias que está de guardia para asistir a una gran multitud de casos. Desde mayo, MSF ha facilitado el acceso a la asistencia sanitaria a 140 pacientes.

 

Sobre el cólera

El cólera, una enfermedad transmitida por el agua causada por la bacteria Vibrio cholera, puede propagarse muy rápidamente una vez que las personas se infectan a través de agua o los alimentos contaminados. La difusión se acelera por las malas prácticas de higiene, la falta de letrinas y la mala administración de las aguas residuales. El cólera puede ser tratado de manera sencilla y exitosa reemplazando inmediatamente en el organismo los líquidos y sales perdidos por el vómito y la diarrea. El tratamiento se hace con sales de rehidratación oral; sin embargo los casos más graves requieren la reposición de líquidos a través de sueros intravenosos donde muchas veces los antibióticos también están presentes.

 

Comentarios