Back to top
10.10.2011

Territorios Palestinos Ocupados: cirugía reconstructiva en la Franja de Gaza

El embargo y las restricciones de movimientos dificultan el acceso de las personas con secuelas por heridas graves al tratamiento quirúrgico que necesitan. Médicos Sin Fronteras (MSF) lleva a cabo un programa de cirugía reconstructiva en Gaza desde junio de 2010, en el que recientemente han sido intervenidos 24 pacientes con lesiones en las manos.

-A A +A

Tras la ofensiva militar israelí de 2008 (operación Plomo Fundido) y un notable aumento de los accidentes domésticos*, muchos habitantes de Gaza sufren lesiones que les incapacitan y que requieren cirugía reconstructiva, también conocida como cirugía no urgente o de revisión, tras su tratamiento médico-quirúrgico inicial. Los casos muy complicados necesitan intervenciones altamente especializadas.

Actualmente es difícil acceder a este tipo de cirugía en la Franja de Gaza. Los pacientes tienen que esperar meses para obtener un permiso de salida y poder ser operados en Jordania, Israel o Egipto. El embargo israelí y las restricciones de movimientos y viajes tampoco permiten salir de los Territorios Palestinos Ocupados a los médicos y cirujanos de Gaza para formarse o actualizar sus conocimientos en el extranjero.

En julio de 2010, MSF firmó un acuerdo con las autoridades sanitarias de Gaza y puso en marcha un programa de cirugía reconstructiva. En colaboración con el equipo quirúrgico del hospital Nasser de Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza, equipos de MSF compuestos por cirujanos, enfermeros de quirófano y anestesistas organizan actividades puntuales varias veces al año para atender a personas con heridas complicadas o quemaduras graves que afectan al uso normal de sus extremidades.

Rehabilitación e intervenciones específicas

Tras la intervención quirúrgica, MSF les ofrece rehabilitación postoperatoria (curas y fisioterapia) en una de sus dos clínicas en Gaza. El objetivo es aliviar el dolor, ayudarles a recuperar la movilidad y, en la medida de lo posible, reducir el impacto social y psicológico de sus heridas.

El pasado mes de septiembre, un cirujano francés especializado en cirugía de la mano se incorporó unos días al programa. A lo largo de cinco jornadas, el equipo conjunto de MSF y el hospital Nasser operó a 24 pacientes que padecían los efectos de quemaduras, heridas en la mano, contracturas de la piel (axilas, codos y manos), amputaciones de dedos y sindactilismo (malformación congénita que se caracteriza por adherencias y la fusión parcial o total de dos o más dedos de manos o pies).

Este tipo de programa conjunto también ofrece al personal de MSF y a los médicos de Gaza la oportunidad de intercambiar técnicas médicas, quirúrgicas y anestésicas.  

* El suministro de combustible en la Franja de Gaza es limitado, por lo que su única central eléctrica funciona al ralentí. Los cortes de corriente son diarios y la población se las arregla con los recursos que tiene a mano: generadores, bidones de gasolina de contrabando, velas y lámparas de aceite, cuya manipulación puede provocar accidentes domésticos de diversa consideración.

Comentarios