Back to top
15.09.2008

Transparencia y rendición de cuentas

-A A +A

De alguna manera podríamos decir que tengo dos jefes. Por una parte, en Uganda, mi supervisor es Frido, el jefe de misión, que es el máximo responsable del trabajo de MSF en el país. Luego, como financiero, tengo lo que se llama mi "referente funcional" en Barcelona, Brigitte, que supervisa el trabajo de los financieros de MSF en varios países. En su caso, Kenia, Somalia, Palestina, Marruecos y Uganda.

Pues bien, hace unos días Brigitte estuvo en Uganda para realizar la auditoría interna de la misión.

La transparencia y rendición de cuentas ha sido desde siempre una prioridad para MSF, aunque en estos momentos, tras los escándalos sucedidos el año pasado con varias oenegés españolas, todavía cobra mayor importancia. Además, como la mayor parte de nuestros fondos (más del 90%) provienen de la sociedad civil, es necesario ser capaces de explicar en todo momento, a nuestros socios y donantes, a qué se destina su dinero y cuál es el impacto de nuestras actividades.

Por todo esto, la organización se somete de forma anual a una auditoría externa realizada por una empresa independiente y, por otra, los responsables financieros de la sede realizan una visita anual a los proyectos para poder ver en primera persona el trabajo del terreno, asegurar que la contabilidad se lleva de forma correcta e identificar puntos de mejora en nuestro trabajo.

La visita de Brigitte ha durado una semana repartida entre Kampala y Gulu. El trabajo se ha centrado en la validación de las facturas de los últimos 12 meses y en la revisión general de todos los procesos administrativos y financieros.

Para la parte de validación de facturas, Brigitte traía una lista de aproximadamente 100 facturas elegidas al azar, pertenecientes a los tres "centros de coste" de la misión: los dos proyectos y la capital. En la validación de las facturas, se ha revisado que el registro de las mismas se ha hecho de forma correcta: cantidad, fecha, proveedor, firma de autorización, código contable, calidad de la factura, etcétera.

Luego, también hemos estado revisando los mecanismos que tenemos para los movimientos de dinero en la misión (transferencias de dinero desde Barcelona al país, transferencias de dinero a los proyectos, riesgos a nivel de seguridad, de tipo de cambio,...) y los sistemas de autorización de facturas (según el valor de la factura, será necesario contar con una, dos, tres o hasta cuatro firmas para poder autorizar el pago de la misma).

También hemos pasado un tiempo viendo cómo realizamos el análisis y seguimiento presupuestario, la organización dentro del departamento financiero en la misión y, por último, los diferentes contratos en vigor.

Viendo el informe final que ha preparado Brigitte, podemos decir que la valoración global de la visita ha sido muy positiva y nos han felicitado por el trabajo que se está realizando en la misión. En todo caso, creo que la mayor parte del mérito hay que otorgarlo a mi predecesora que había realizado un trabajo muy bueno, así que para mí, con mantener los procedimientos e introducir alguna pequeña mejora ha sido suficiente.

Ha sido una semana intensa pero productiva, y que seguro servirá para mejorar la calidad de nuestro trabajo en el país.

Comentarios