Back to top
31.03.2010

“Tratar a los pacientes sin discriminación alguna es lo que marca la diferencia”

En colaboración con el Ministerio de Salud, MSF ofrece tratamiento y atención en el hospital de Hajipur y en cuatro centros de atención primaria del distrito de Vaishali, así como educación para la salud y apoyo a hospitales en otros ocho distritos de Bihar. El doctor Gaurab Mitra trabaja con MSF desde el inicio del proyecto.

-A A +A

“Empecé a trabajar con MSF en 2007, justo cuando abrió el proyecto de kala azar, y he visto cómo ha evolucionado. Hemos hecho mucho en dos años. Al principio la sala sólo tenía 20 camas: ahora tenemos 50 y podríamos ampliarla a 60 ó 70 si fuera necesario. La sala está mucho más limpia, hemos creado un sistema de gestión de residuos con una zona para su eliminación y un incinerador.

Últimamente hemos visto disminuir el número de pacientes que vienen al hospital. Podría ser porque la estación de lluvias ha empezado más tarde este año, pero también puede deberse a que ahora hay menos personas infectadas. 

Este proyecto ha sido todo un éxito, particularmente gracias al tratamiento con AmBisome®, el medicamento que utilizamos para el kala azar. Antes se utilizaban otros fármacos como el SSG (estibogluconato de sodio), que es menos efectivo y requiere  más tiempo de hospitalización, además de provocar muchos más efectos secundarios. Con AmBisome®, los pacientes sólo tienen que estar 10 días ingresados mientras reciben el tratamiento por vía intravenosa. 

Antes de trabajar con MSF, era especialista en kala azar en una consulta privada y nunca lo habíamos tratado con AmBisome®. Así que, cuando empecé a utilizar este fármaco, me sorprendió ver que los pacientes tenían muchos menos efectos secundarios y eran raras las ocasiones en las que vomitaban o tenían náuseas, como con algunos de los otros tratamientos. 

Lo ideal sería que se utilizara este tratamiento de forma generalizada en India, pero el precio es un obstáculo enorme. Para que el Gobierno pueda comprarlo e iniciar su uso generalizado, el precio tiene que bajar, y en esto podría influir mucho la producción de versiones genéricas del medicamento.

El kala azar no es difícil de curar, pero puede ser mortal si no se trata. La clave del éxito está en disponer de un buen tratamiento y una buena atención de enfermería. En MSF proporcionamos el medicamento de forma gratuita, también impartimos educación para la salud y distribuimos mosquiteras, para que la gente pueda saber más de la enfermedad y protegerse de las moscas que la causan. 

Pero personalmente pienso que el hecho de tratar a los pacientes sin discriminación alguna es lo que marca la diferencia. Nuestros pacientes son los más pobres entre los pobres y pertenecen a la casta más baja. Suelen quedar en el olvido más absoluto a la hora de recibir atención médica. MSF no distingue entre unos pacientes y otros. Todo el mundo recibe asistencia, siempre hay alguien que les atiende y escucha sus problemas. Esto era algo totalmente nuevo para mí cuando me incorporé a MSF y mi relación con los pacientes ha cambiado. 

Trato a todo el mundo con dignidad y respeto, sea cual sea su estrato social o casta, y la verdad es que siento que esto me hace ser mejor persona, tanto a nivel profesional como personal”.

Comentarios