Back to top
22.06.2022

Guerra en Ucrania: los ataques a los civiles son indiscriminados y muestran una clara violación del Derecho Internacional Humanitario

La guerra en Ucrania se está llevando a cabo con una escandalosa ausencia de cuidado a la hora de distinguir y proteger a los civiles. Más del 40% de los heridos de guerra que hemos evacuado en nuestro tren han sido ancianos y niños y niñas con heridas por explosiones, amputaciones traumáticas, metralla y heridas de bala.

-A A +A

Datos médicos y testimonios de pacientes evacuados en nuestro tren medicalizado muestran que la guerra en Ucrania se está llevando a cabo con una escandalosa ausencia de cuidado a la hora de distinguir y proteger a los civiles. Más del 40% de los heridos de guerra que hemos evacuado en nuestro tren han sido ancianos y niños y niñas con heridas por explosiones, amputaciones traumáticas, metralla y heridas de bala.

Esto apunta a una falta de respeto por la protección de los civiles, que es una grave violación del Derecho Internacional Humanitario.

Entre el 31 de marzo y el 6 de junio, evacuamos médicamente a 653 pacientes en tren desde las zonas afectadas por la guerra en el este del país hasta hospitales en zonas más seguras de Ucrania. En el viaje, que dura entre 20 y 30 horas, el trabajo del personal de enfermería y médico consistió en monitorear a los pacientes y brindar atención para mantenerlos estables. Muchas de estas personas compartieron sus desgarradoras experiencias con nuestro personal.

 

Anastasia Prudnikova, enfermera de MSF, monitoriza a un paciente herido de guerra durante un ivaje desde Pokrovsk, en el este de Ucrania, a Leópolis, en el oeste del país.

 

“Las heridas de nuestros pacientes y las historias que narran muestran sin duda el impactante nivel de sufrimiento que la violencia indiscriminada de esta guerra está infligiendo a los civiles”, afirma Christopher Stokes, nuestro coordinador de Emergencias para Ucrania.

“Muchos de los pacientes evacuados en el tren de MSF fueron heridos en ataques militares sobre áreas residenciales civiles. Aunque no podemos señalar específicamente una intención de atacar a civiles, la decisión de usar armamento pesado y en gran medida en áreas densamente pobladas significa que los civiles terminarán siendo inevitablemente asesinados y heridos. Y eso se sabe ya de antemano”.

 

De los relatos de los pacientes, se desprenden varios aspectos tan consistentes como angustiosos:

  • Se ha disparado contra civiles durante la evacuación o se les ha atacado cuando trataban de salir de las zonas de guerra.
  • Los bombardeos y fuego de artillería indiscriminados han matado y mutilado a personas que vivían y se refugiaban en áreas residenciales.
  • Las personas mayores han sido maltratadas, atacadas directamente, y las fuerzas atacantes han pasado completamente por alto su condición particularmente vulnerable.
  • Los tipos de heridas suelen ser de gran calado y horribles, y parecen afectar a todo tipo de personas, ya sean hombres o mujeres, jóvenes o ancianos.

 

Dmytro Mohylnytskyi, auxiliar de enfermería de MSF monitorea a un herido de guerra en la Unidad de Cuidados Intensivos del tren medicalizado.

 

Las personas derivadas en el tren son en su mayoría pacientes hospitalizados a largo plazo o heridos de guerra que necesitan atención posoperatoria después de lesiones traumáticas. De los 653 pacientes transportados y atendidos en nuestro tren medicalizado durante dos meses, 355 fueron heridos directamente por las acciones del conflicto. La gran mayoría de estos pacientes sufrieron lesiones por explosión. Y el 11% de los pacientes con traumatismos relacionados con la guerra eran menores de 18 años y el 30% mayores de 60.

“Iba de camino al baño cuando hubo una explosión. Perdí el conocimiento y caí. Cuando me di vuelta, mi rostro estaba cubierto de sangre seca. Tenía una fractura abierta en el brazo y también debí romperme la nariz al caer. Estaba sola y dolorida, gritaba por ayuda, pero nadie me escuchaba. Más tarde, un voluntario me encontró y durante dos días trató de llamar a una ambulancia que me llevara al hospital”, relata una mujer de 92 años de Lyman, región de Donetsk.

Las lesiones por explosiones causaron el 73% de los casos de traumatismos de guerra, con un 20% por metralla o disparos y el resto por otros eventos violentos. Más del 10% de los pacientes por traumatismos de guerra habían perdido una o más extremidades, el más joven de ellos con solo 6 años.

 

el viaje en tren medicalizado de Pokrovsk, en el este, a Leópolis en el oeste de Ucrania, dura unas 20 horas.

 

Nuestros pacientes y sus cuidadores en el tren cuentan historias inimaginables de niños y niñas, mujeres y hombres atrapados por la guerra, bombardeados en refugios, atacados durante evacuaciones y gravemente heridos por explosiones, bombas, disparos o minas y metralla. Algunos pacientes reportan haber sido heridos en sus hogares. Otros fueron atacados con armas pesadas cuando intentaban desplazarse a áreas más seguras. La mayoría de los pacientes señala a las fuerzas militares rusas y respaldadas por Rusia como responsable de las lesiones.

“Como en todos los conflictos, MSF instamos a todos los grupos armados a respetar el Derecho Internacional Humanitario y cumplir con sus obligaciones de proteger a los civiles y la infraestructura civil, permitir que las personas huyan a un lugar seguro y permitir la evacuación segura y oportuna de los enfermos y heridos. Además, hacemos un llamamiento para conseguir acceso humanitario y así poder brindar asistencia a las personas sin importar dónde se encuentren. En Ucrania vemos, como mínimo, ataques indiscriminados contra civiles, por lo que nuestro llamado es particularmente urgente”, afirma el Dr. Bertrand Draguez, presidente de MSF.

 

El tren medicalizado de MSF se prepara para recibir a a los pacientes en Pokrovsk, en el este de Ucrania.

 

MSF en Ucrania

Trabajamos por primera vez en Ucrania en 1999. Desde el 24 de febrero de 2022, hemos ampliado y reorientado nuestras actividades para responder a las necesidades originadas por la guerra. Esto incluye un tren de derivación médica que traslada pacientes desde los hospitales más cercanos a la línea del frente en el este -que a su vez se preparan para recibir afluencia de pacientes recién heridos-, hacia los hospitales en el oeste del país, donde pueden continuar su tratamiento. El tren medicalizado se lleva a cabo con el Ministerio de Salud y los Ferrocarriles Nacionales de Ucrania. Entre el 31 de marzo y el 6 de junio, trasladamos y atendimos a 653 pacientes en el tren. En el este y el sur, también gestionamos un sistema de derivación médica con ambulancias. Aunque brindamos asistencia médica en regiones afectadas por los intensos combates en el este y el sur de Ucrania y en el tren de referencia, no tenemos acceso directo a los lugares de donde provienen la mayoría de los pacientes y donde los enfrentamientos son más brutales. También brindamos asistencia médica y humanitaria a personas desplazadas en otras áreas de Ucrania, incluida atención en salud mental, tratamiento de supervivientes de violencia sexual, gestión de clínicas móviles y la donación de suministros médicos, entre otros, a los hospitales. Los equipos quirúrgicos también están ayudando en hospitales en el este y el sur, donde también hacemos derivación en ambulancia entre hospitales. Además, proporcionamos asistencia humanitaria a personas que han huido de Ucrania a los países vecinos de Bielorrusia, Polonia, Rusia y Eslovaquia.