Back to top
12.01.2023

Fin oficial de la epidemia de Ébola en Uganda

La séptima epidemia de Ébola en el país se ha cobrado la vida de 55 personas desde que comenzó, en septiembre de 2022, aunque más del 60% de las contagiadas se ha recuperado. Nuestra respuesta para luchar contra la enfermedad en torno a tres ejes: reducción de la mortalidad, prevención de la propagación y tratamiento de casos.

Un higienista cuelga las botas para que se sequen tras ser descontaminadas por los higienistas del Centro de Tratamiento del Ébola de Mubende.
-A A +A

El 11 de enero de 2023, el Ministerio de Salud de Uganda declaró el final de la séptima epidemia de Ébola, que comenzó el 20 de septiembre de 2022 en el país.

En total, 142 personas contrajeron Ébola, 87 se recuperaron de la enfermedad y, lamentablemente, 55 fallecieron. La tasa letalidad entre los casos confirmados fue del 39%, repartidos en nueve distritos, la mayoría en Mubende y Kassanda.

No se han notificado nuevos casos confirmados desde el 27 de noviembre de 2022, y los últimos cuatro pacientes fueron dados de alta tras su recuperación el 30 de noviembre de 2022. Ya han pasado 42 días sin ningún paciente confirmado de Ébola en el país, que es el tiempo requerido para dar por finalizada una epidemia de esta enfermedad.

Hoy te queremos contar sobre nuestro trabajo para responder a esta emergencia.

 

Las higienistas lavan las botas con cloro para evitar la propagación del Ébola. Centro de tratamiento de Mubende

 

La respuesta de Médicos Sin Fronteras

Durante la epidemia dimos un apoyo crucial al Ministerio de Salud para reducir la mortalidad a través de la gestión de casos, la prevención de la propagación del brote por medio de actividades de alcance comunitario, y brindando nuestra experiencia epidemiológica, en cinco distritos del país: Mubende, Kassanda, Kampala, Masaka y Jinja.  

En total, proporcionamos apoyo médico a 107 pacientes con casos confirmados de Ébola y a 1.125 pacientes con casos sospechosos en dos Centros de Tratamiento de Ébola (CTE) que construimos en la ciudad de Mubende, el epicentro inicial del brote.

En Kampala, la capital de Uganda, ayudamos en el tratamiento de 11 pacientes confirmados de Ébola y 91 casos sospechosos en el Centro Nacional de Aislamiento Mulago del país. Al final, 118 de los 142 casos confirmados (83%) de esta séptima epidemia fueron tratados en instalaciones que apoyamos.

Médicos Sin Fronteras lideramos y financiamos el diseño técnico, la construcción y la instalación de seis centros y unidades de tratamiento del Ébola en el transcurso de la epidemia, con un enfoque descentralizado para facilitar el diagnóstico oportuno y la atención rápida a los pacientes.

En Mubende construimos un CTE con capacidad de 48 camas y otro de 39 camas; además de unidades de tratamiento de ocho camas junto a los centros de salud existentes en Madudu y Bweyongedde. En Kassanda construimos un CTE de 40 camas y en Kampala, junto al Hospital Nacional de Referencia de Mulago, instalamos un CTE semipermanente de 32 camas que se utilizará como centro de formación.

 

Apoyo a sobrevivientes y donaciones de suministros médicos

En Mubende y Kassanda, brindamos apoyo psicosocial y de salud mental (MHPSS) a 319 pacientes para asistirles en la reintegración a sus comunidades después de haber recibido el alta. Estas personas también están recibiendo una atención de seguimiento.

Además de capacitaciones para el personal sanitario que laboraba en estos centros, también realizamos donaciones en forma de suministros médicos, medicamentos, artículos de prevención y control de infecciones (IPC), materiales de agua, saneamiento e higiene (WASH); y materiales y equipos de logística en todos los distritos donde estábamos presentes.

 

Una enfermera se quita con seguridad su equipo de protección de Ébola en el centro de tratamiento de Mubende, tras cuidar de pacientes infectdos con el Ébola.

 

Actividades de alcance comunitario

Para evitar la propagación del Ébola, realizamos varias actividades de alcance comunitario que consistía en donaciones y capacitaciones en 212 centros de salud en Mubende y Kassanda, así como en escuelas.

En siete centros de salud en los distritos de Maska y Jinja (Kamuli y Luuka) brindamos un paquete integral de apoyo de IPC que incluyó el establecimiento de puntos de detección en las entradas, áreas de espera para personas con casos sospechosos, búsqueda activa de casos entre pacientes ingresados, donaciones de material médico y de higiene, y formaciones médicas.

Los equipos de promoción de la salud llegaron a 15.568 personas en Mubende y Kassanda con información sobre el Ébola, medidas de protección, la higiene, prácticas para buscar atención médica y la estigmatización. También llegaron a 19.530 personas en escuelas, centros comerciales y otros sitios públicos; además de más de 800 personas dentro y alrededor de los establecimientos de salud.

Por su parte, en Kampala, realizamos 4.666 visitas a hogares con las que logramos alcanzar a más de 22.000 personas. También logramos apoyar la continuidad de atención médica no relacionada con el Ébola en 17 instalaciones.

 

La importancia del rastreo de contactos

En términos de apoyo epidemiológico, participamos en el seguimiento de casos y el rastreo de contactos. Sin embargo, los equipos también participaron en la recopilación y el análisis de datos, los productos de información, las herramientas digitales, el seguimiento y la evaluación de los mismos. Posteriormente, estos datos servirán para tener una preparación ante cualquier respuesta futura.

Nuestro apoyo también se enfocó en las capacidades de laboratorio en Mubende, a través de equipos de bioquímica y otras donaciones; y Kassanda, a través de la construcción de un espacio de laboratorio integrado dentro del CTE.

 

Capacidad de respuesta para el futuro

Tras esta epidemia de Ébola, seguimos comprometidos con el desarrollo de capacidades de los equipos de respuesta a emergencias de Uganda para garantizar una sólida preparación y conjuntos de habilidades para futuros esfuerzos de respuesta.

Con este fin, estamos trabajando con el Ministerio de Salud para reflexionar sobre nuestra futura colaboración, especialmente a través de la capacitación y el desarrollo de capacidades del personal ugandés en las nuevas instalaciones de capacitación del CTE en Kampala.

Mientras tanto, ya hemos capacitado a un equipo de 45 trabajadores de salud e higienistas del Ministerio de Salud sobre cómo operar un ETC.