Back to top
30.10.2008

Veinte millones de niños en riesgo de muerte no pueden quedarse sin respuesta

Arranca la campaña ciudadana de MSF contra la desnutrición infantil. La organización reclama cambios en las políticas de la Cooperación Española mediante una cadena de actos de calle

-A A +A

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha sacado hoy a la calle su Campaña contra la Desnutrición Infantil, con el fin de informar a la sociedad española sobre las dramáticas consecuencias de una emergencia desatendida que cada día se cobra la vida de más de 10.000 niños en todo el mundo, y que exige respuestas políticas inmediatas. La Campaña ciudadana, cuyo pistoletazo de salida se celebró esta mañana en la Gran Vía de Madrid con el despliegue de una pancarta gigante, continuará durante las próximas semanas con diversos actos de calle, destinados a movilizar a la opinión pública para reclamar cambios en las políticas de ayuda alimentaria diseñadas por agencias internacionales y países donantes como España.

La desnutrición aguda severa es una enfermedad causada por la falta de nutrientes esenciales en la dieta del niño. Puede tratarse de forma efectiva con los alimentos terapéuticos listos para usar (RUTF, ‘ready-to-use therapeutic food’), una pasta alimenticia que contiene los 40 nutrientes esenciales que los niños necesitan en la primera infancia, entre ellos nutrientes de origen animal que pueden encontrarse en la carne, la leche o el pollo entre otros, alimentos que son los primeros en desaparecer de las dietas familiares en los países en desarrollo donde las crisis nutricionales son crónicas y se ven agravadas, como ocurre en la actualidad, en tiempos de escasez.

Sin embargo, los programas de ayuda alimentaria siguen suministrando mezclas de harinas enriquecidas exclusivamente de origen vegetal: en efecto, en la actualidad, a pesar de su demostrada eficacia, los RUTF sólo llegan un 3% de los 20 millones de niños amenazados por la desnutrición aguda severa en el mundo. A principios de año, MSF lanzó una campaña de incidencia política con el fin de lograr que países donantes como España introduzcan la alimentación terapéutica en las estrategias de ayuda alimentaria, para adaptarlas a las necesidades específicas de la primera infancia.

“Esta Campaña sale ahora a la calle con el fin de explicar sus objetivos a la opinión pública y movilizarla para pedir al Gobierno español que adopte nuevas estrategias contra las formas más severas de la desnutrición infantil, que incorporen las soluciones que sabemos que funcionan”, explicó el Responsable de la Campaña de MSF-España, Carlos Ugarte, durante el acto celebrado esta mañana en Madrid. “Las organizaciones humanitarias no podemos estar solas ante una emergencia evitable que afecta a 20 millones de niños, necesitamos que el ciudadano de a pie una su voz a la nuestra para pedirle al Gobierno que lidere la lucha contra la desnutrición infantil, conscientes de que ahora, con voluntad, se puede hacer frente con eficacia a esta crisis”.

El lanzamiento oficial de la Campaña en Madrid consistió en el descubrimiento de una pancarta gigante que ocupará durante una semana la fachada del número 45 de la Gran Vía. Asimismo, el próximo domingo 2 de noviembre, se inaugurará en la capital la exposición itinerante “Desnutrición infantil: una emergencia médica desatendida”, una recreación de centro nutricional en la que el visitante podrá conocer de primera mano cómo se mide el grado de desnutrición de un niño o en qué consiste la alimentación terapéutica y cómo se utiliza. Esta exposición continuará su recorrido por otras ciudades en el primer semestre de 2009.

Cibermaratón contra la desnutrición
El día 3, MSF pondrá también en marcha un cibermaratón en el que los internautas podrán informarse sobre la emergencia de la desnutrición infantil, conocer testimonios de terreno y respaldar con su firma el llamamiento al Gobierno. Asimismo, tanto en Madrid como en otras ciudades, voluntarios y trabajadores de sede y de terreno de MSF distribuirán miles de MUAC (brazaletes utilizados en terreno para medir el perímetro mesobraquial de un niño y determinar su estado nutricional), con el fin de que quienes decidan colaborar con la Campaña puedan colocarlos en lugares visibles y concurridos o enseñar a sus conocidos cómo se utilizan.

“Si hemos decidido sacar esta Campaña a la calle es porque confiamos en el poder de la opinión pública cuando se moviliza para pedir un cambio”, añadió Carlos Ugarte, recordando que el año pasado la movilización social lograda con motivo del caso Novartis consiguió, en España, que el Congreso de los Diputados y cinco Parlamentos autonómicos se declararan a favor del acceso a los medicamentos esenciales en los países pobres. “Lograr ahora un compromiso firme del Gobierno en la lucha contra la desnutrición infantil puede salvar miles de vidas”.

MSF considera que si la seguridad alimentaria de los más pequeños es una prioridad del Gobierno Español, tal y como este anunció tras la pasada Cumbre de la FAO en Roma, la definición del próximo Plan Director de la Cooperación Española 2009-2012, en fase de elaboración, supone una ocasión inmejorable para que ese compromiso se materialice en nuevas políticas y líneas estratégicas a través de las prioridades de intervención en lucha contra el hambre, salud pública y acción humanitaria, de la cooperación multilateral y de todos los mecanismos de ayuda orientada a la primera infancia.


Comentarios