Back to top
18.05.2015

Víctimas por segunda vez: MSF continúa prestando asistencia a las personas afectadas por los dos terremotos en Nepal

Nepal se ha visto afectado por dos terremotos en menos de tres semanas. Han causado la muerte de miles de personas, herido a decenas de miles, y han dejado a millones más ante el desafío de reconstruir sus vidas.

-A A +A

Médicos sin Fronteras, que ya estaba en el terreno poco después del primer temblor, continúa trabajando para llegar y ayudar a las poblaciones afectadas. La prioridad sigue siendo alcanzar las zonas más remotas, y llegar a los pueblos más aislados en las montañas, donde no llega la ayuda.

Los equipos de MSF se movilizaron poco después del primer terremoto de magnitud 7.8 del pasado 25 de abril y comenzaron las actividades médicas y la distribución de refugios y alimentos en helicóptero a la gente que vivía en las zonas más aisladas. El pasado 12 de mayo, dichos equipos fueron capaces de responder casi inmediatamente después del segundo terremoto, de magnitud 7.3. En las aldeas remotas como Singati, Marbu, Yanglakot y Lapilang MSF ha evacuado a los pacientes en estado crítico a hospitales en Katmandú. Además, está realizando evaluaciones para reajustar su asistencia en función de las nuevas necesidades que han surgido a partir del nuevo terremoto.

"En algunas áreas se ha producido una destrucción de hasta el 90% ", advierte Dan Sermand, coordinador de MSF en Nepal. "Los hospitales y centros de salud han sido dañados por los dos terremotos, dejando a muchas personas sin acceso a la asistencia sanitaria más básica. Hasta ayer, todavía había derrumbes en curso en algunas zonas montañosas que hemos evaluado. En algunas áreas hay pueblos enteros han sido destruidos, agravando una situación que ya era penosa. Muchas personas ya habían perdido sus hogares con el primer terremoto”.

 

El cuidado de la salud

En muchos distritos, los hospitales y centros de salud se han derrumbado, y los que siguen en pie tienen numerosas grietas y corren el peligro de acabar cediendo. El hospital de Bhaktapur recibió una afluencia masiva de personas heridas tras el segundo terremoto, por lo que MSF donó kits de curación y medicamentos.

En los distritos de Dhading, Gorkha, Rasuwa, Sindhupalchowk y Nuwakot, los equipos están proporcionando servicios médicos y psicológicos a las personas que lo necesitan, algunas de las cuales hasta ese momento no habían recibido ninguna asistencia.

En el distrito Dolakha, el epicentro del segundo terremoto, MSF atendió a personas en condición crítica y evacuó a otras con lesiones graves -incluyendo a personas con fractura de cráneo-, a hospitales en Katmandú.

En Arughat en el distrito de Gorkha, el hospital inflable de 20 camas de MSF ha estado en funcionamiento desde el pasado ocho de mayo y ahora atiende a pacientes afectados por los dos terremotos. Dicho hospital tiene capacidad para 20 camas, sala de operaciones, sala de obstetricia, servicio de maternidad, salas de emergencia y generales, así como un programa de salud mental.

Además, MSF está trabajando con el Ministerio de Salud para ofrecer servicios de consulta externa. MSF también está apoyando el suministro de medicamentos, la formación médica y el sistema de referencias médicas para el hospital. Un promedio de 100 pacientes son tratados diariamente en la consulta externa, donde normalmente se tratan infecciones de las vías respiratorias, diarrea y heridas sufridas por el terremoto. En la sala de emergencia se trata a un promedio de 15 pacientes por día, que sufren principalmente fracturas y heridas. En la maternidad, el primer bebé nació el martes de la pasada semana.

"La mayoría de las instalaciones de salud en el distrito de Gorkha se han derrumbado y el hospital de Arughat está ayudando a proporcionar la muy necesaria asistencia sanitaria secundaria en la zona. Hay personas que nos dicen que han caminado durante cinco días para llegar al hospital de Arughat. Esto viene a demostrar cuán seriamente los terremotos han destruido el sistema de salud", dijo el Dr. Manangama Guyguy, coordinador médico de MSF en Nepal.

MSF ha comenzado a proporcionar servicios de salud mental y sesiones psicosociales en las aldeas de los distritos de Nuwakot, Gorkha, Rusuwa y Sindhupalchowk. En el hospital de Arughat MSF también presta atención psicológica a los pacientes y al personal local que han resultado traumatizados por el terremoto.

 

Refugio y alimentación

Aparte de la asistencia sanitaria, la vivienda ya era una necesidad importante antes del segundo terremoto. Ahora, la situación es peor: “mi casa resultó dañada en el primer terremoto; el segundo terremoto la destruyó. Estoy hecho polvo: he perdido mi propiedad y mi ganado ya no está, pero soy feliz al pensar que mi familia no estaba en la casa cuando esto ocurrió. Se encontraban en un campamento de desplazados por miedo a que la casa se cayera. Y tenían razón", explica Rajkumar Pakhrin, asistente de administración de MSF de la aldea Mirge en el distrito de Dolakha.

Los equipos de MSF han distribuido más de 2,300 kits de refugio e higiene en 20 de los pueblos más afectados en los distritos Rasuwa, Sindupalchok y Gorkha. También han comenzado a distribuir materiales de reconstrucción, como láminas de hierro y clavos en algunas aldeas de los distritos de Dhading, Sindhupalchowk y Rasuwa. Además, se han distribuido alimentos, principalmente arroz y galletas de alto contenido calórico, en los distritos Rasuwa Sindupalchok y Dhading.

 

Agua y saneamiento

MSF ha instalado sistemas para el suministro de agua y está construyendo letrinas en el campamento Chuchibati en Katmandú. También se han instalado tanques de agua en algunos pueblos del distrito de Rasuwa. El equipo también proporciona tubos y tanques para restaurar su sistema de agua en las comunidades de Gumpatang, Tembatang y Nimlung del distrito Sindhupalchowk

 

El reto del transporte

La vía aérea sigue siendo el único medio de transporte para llegar a las zonas montañosas donde las carreteras han sido dañadas o bloqueadas. Debido a que los helicópteros de gran tamaño no pueden aterrizar en aldeas remotas, donde se concentra la mayor parte de la labor de MSF, la única opción es usar helicópteros pequeños. N obstante, estos tienen una capacidad limitada de carga, lo que restringe la cantidad de suministros o equipos que pueden ser transportados.

"En pocas semanas empieza la época del monzón y la gente ya no podrá vivir a la intemperie", advierte Peter Paul de Groote, coordinador de emergencias de MSF en Nepal. "Para entonces, será muy difícil llegar a las áreas más remotas. Hay que tratar de llegar ahora. Estamos haciendo todo lo posible para llevar refugios a estos pueblos antes de que sea demasiado tarde".

 

El 25 de abril de 2015, un terremoto de 7,8 grados de magnitud sacudió a Nepal con su epicentro en el distrito de Gorkha, a 200 km al noroeste de la capital, Katmandú. El 11 de mayo, el Gobierno de Nepal informó de 8.019 muertos y 17.866 heridos. El 12 de mayo hubo un nuevo terremoto. La magnitud fue de 7.3, y el epicentro esta vez en la frontera de Dolakha y Sindhupalchowk, al este de Katmandú. Al menos 76 personas fallecieron como resultado de este segundo terremoto y cerca de 2.000 resultaron heridas.