Back to top
05.01.2006

Zambia: “Este brote de cólera podría ser uno de los más importantes en la historia del país”

Misha Dolizde, coordinador del proyecto de MSF en el país, nos explica la respuesta de la organización a la importante epidemia de cólera que azota Zambia.

-A A +A

¿Cómo está la situación desde el principio del brote de cólera?
El cólera es una enfermedad endémica en Zambia y en realidad no han parado de aparecer casos aislados en diferentes áreas del país desde diciembre de 2004.
Tradicionalmente, los dos lugares más afectados son: Kapiri M’Poshi (el área de los pantanos de Lukanga) y Lusaka, la capital, donde se registraron los primeros incrementos de casos desde agosto de 2005.
La escalada inicial de la epidemia empezó aproximadamente a finales del mes de noviembre. En comparación con el mismo periodo de 2004, era obvio que la propagación de la enfermedad era mucho más alta este año.
En diciembre, empezaron las fuertes lluvias y la epidemia se intensificó y se aceleró. Empezamos a obtener referencias de un brote potencialmente severo.

¿Cómo es la respuesta de MSF a la epidemia? ¿Se plantea ampliar su intervención?
MSF trabaja en el control de la enfermedad en Kapiri M’Poshi y en la región de los pantanos de Lusanga durante todo el año. Estamos trabajando con las comunidades en las aldeas de pescadores, instalando Unidades de Tratamiento de Cólera (CTU), distribuyendo material médico y logístico, enseñando al personal para que pueda trabajar el CTU, haciendo actividades de agua y saneamiento y sensibilizando a la población.

Desde agosto, la intensidad y el volumen de nuestras actividades aumentó y empezamos a trabajar también en Lusaka.

Como la epidemia continuaba aumentando y las medidas propuestas e implantadas por las autoridades no fueron eficaces para controlar la propagación de la enfermedad, se decidió que MSF fuera más activa en el control de la epidemia. Fue entonces cuando se llamó a la unidad de emergencia de MSF para que interviniera en el país.
El equipo de emergencia empezó a trabajar a mediados de diciembre. MSF se responsabilizó de controlar la epidemia. Nuestras estrategias y acciones cubren casi todos los aspectos de la epidemia: gestión individual de casos, organización global de la respuesta, actividades de agua y saneamiento en los centros de tratamiento y en la comunidad, prevención, etc.

¿Cuáles son las estimaciones para los siguientes meses?
La epidemia todavía está creciendo. El pico más alto se espera en los meses de enero y febrero. El número total de casos estimados es de 8 por cada 9.000. Seguramente, este brote de cólera podría ser uno de los más importantes en la historia del país.

¿Cómo es la respuesta del gobierno y de otras organizaciones en el país?
La respuesta local, tanto de organismos gubernamentales como de los que no lo son, es claramente insuficiente. Se cree que el brote de cólera es sólo un problema de salud. Solamente se hacen cargo de la epidemia el Ministerio de Salud y las autoridades sanitarias del distrito de Lusaka. No hay representación de otros ministerios o organismos gubernamentales.
Por otra parte, no muchas ONG internacionales están participando en frenar la epidemia. La Organización Mundial de la Salud está presente a un nivel central y supervisando periódicamente el Ministerio de Salud, dando fondos y material. La Agencia Internacional de Cooperación de Japón (JICA, siglas en inglés) trabaja en proyectos de desarrollo a largo plazo en Lusaka y sensibiliza a la población en la prevención del cólera, sobre todo explica la importancia de la cloración del agua. La coordinación del Ministerio de Salud, con sus recursos limitados, no es suficiente.

Comentarios