Back to top

Armenia

En 2017, seguimos colaborando con las autoridades armenias en el tratamiento de pacientes con tuberculosis resistente a los medicamentos (TB-DR).

Mapa de proyectos MSF Armenia
58 
pacientes con TB-MDR iniciaron tratamiento
-A A +A

La tuberculosis es un importante problema de salud pública en Armenia: la incidencia estimada es de 44 por cada 100.000 personas en 2016. En cuanto a la TB resistente a los medicamentos, afecta al 47% de los pacientes que ya han sido tratados contra la TB.

MSF apoya a las autoridades armenias en la atención a pacientes con TB-DR desde 2005 y ha ido ampliando sus actividades progresivamente. Desde junio de 2016, nuestros servicios cubren todo el país.

En 2013, con el apoyo de MSF, Armenia fue uno de los primeros países del mundo en utilizar la bedaquilina, el primer fármaco desarrollado en 50 años. Desde entonces, el Ministerio de Salud y MSF han colaborado para introducir también la delamanida, el segundo nuevo fármaco contra la TB. Desde 2015, ambos medicamentos se recetan en el marco del proyecto endTB, una alianza que trabaja para acelerar el uso de ambos fármacos y documentar su seguridad y eficacia en la práctica clínica. A finales de 2017, 142 pacientes con TB-DR habían iniciado un tratamiento que incluía uno de los dos medicamentos.

Para ayudar a los pacientes a sobrellevar las limitaciones del tratamiento, que dura hasta dos años e implica tomar miles de pastillas bajo supervisión médica, hemos introducido nuevo sistema que permite que parte de la medicación se tome a domicilio con la ayuda de un sanitario conectado por videoconferencia. En 2017, 65 pacientes se beneficiaron de este sistema.

Desde 2016, también tratamos a pacientes con TB-DR e infección concomitante de hepatitis C; este programa utiliza antivirales de acción directa, una nueva clase de medicamentos eficaz y menos tóxica. En 2017 iniciaron este tratamiento 26 pacientes.

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Armenia entre enero y diciembre de 2017; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2017, contábamos en Armenia con 43 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastamos 1,7 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1988.