Back to top

Georgia

Mapa de proyectos MSF Georgia
160 
pacientes iniciaron tratamiento para la TB-MDR
-A A +A

En 2016, más de 150 pacientes recibían bedaquilina o delamanida, dentro del régimen de tratamiento mejorado para la tuberculosis multirresistente (TB-MDR) a los medicamentos de Médicos Sin Fronteras en Georgia. Esta es nuestra mayor cohorte de pacientes con TB-MDR.

La TB-MDR es un grave problema de salud pública en Georgia: el 12% de los nuevos diagnosticados y el 39% de quienes ya habían recibido tratamiento contra la tuberculosis sufren la variedad multirresistente de la enfermedad, y cerca de un 10% de esos últimos padecen la variedad extremadamente resistente. Los tratamientos actuales son muy poco eficaces, especialmente debido a su longitud, complejidad y toxicidad.

En 2014, empezamos a colaborar con el Ministerio de Salud en la implantación de los nuevos medicamentos; en 2015, estas actividades continuaron en el marco del programa internacional endTB, nacido de la alianza entre Partners in Health, Innovative Research and Development y MSF. El programa endTB trabaja en la definición de cursos de tratamiento menos prolongados, menos tóxicos y más efectivos para la tuberculosis resistente, a partir de los nuevos fármacos y de ensayos clínicos y actividades de incidencia política nacional e internacional.

Para finales de 2016, estábamos dando apoyo al tratamiento con nuevos fármacos de 180 pacientes y preparábamos además el inicio de un ensayo clínico sobre un régimen más corto (nueve meses en lugar de dos años) y basado en dos nuevos fármacos por vía oral.

En Abjasia, continuamos apoyando a AMRA, una ONG local creada por extrabajadores de MSF que gestiona un programa de salud para 35 ancianos, así como actividades sociales y de asesoramiento para 40 pacientes con tuberculosis resistente. En 2016, también nos encargamos del transporte de más de 450 muestras de esputo de pacientes con TB a Tiflis, donde se realizan las pruebas de sensibilidad a los medicamentos.

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Georgia entre enero y diciembre de 2016; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2016, contábamos en Georgia con 20 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastamos 2,2 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1993.