Back to top

Mauritania

Mapa de proyectos MSF Mauritania
193.700 
consultas médicas
1.800 
partos asistidos
360 
cirugías
-A A +A

Médicos Sin Fronteras siguió prestando atención médica a los refugiados malienses y a las comunidades de acogida en Mauritania. De hecho, en el último trimestre de 2016, se produjo la mayor afluencia de refugiados desde 2013.

Miles de malienses siguen viviendo en el campo de Mbera, en el sureste de Mauritania, donde llegaron tras estallar en su país el conflicto en 2013. A pesar del proceso de paz, los ataques violentos de grupos armados y de delincuentes comunes los han disuadido de volver a su país. La última oleada de refugiados, registrada a finales de 2016, ejerció todavía más presión sobre los servicios que ofrecía el campo. Según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, el campo de Mbera acogía en diciembre de 2016 a 46.877 personas; MSF les brindó servicios de atención primaria y de urgencias y ginecología y obstetricia. Estas actividades cubrieron no solo a los refugiados, sino a las vulnerables comunidades de acogida de los vecinos pueblos de Bassikounou y Fassala. En 2016, la mayoría de las intervenciones quirúrgicas realizadas por los especialistas de MSF fueron cesáreas y cirugía visceral y ortopédica.

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Mauritania entre enero y diciembre de 2016; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2016, MSF contaba en Mauritania con 395 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastó 5 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1994.