Back to top

Túnez

En 2017, mantuvimos nuestros programas en Túnez, entre ellos los que atienden a víctimas de la trata de personas, migrantes y refugiados.

-A A +A

En 2017, firmamos un acuerdo con el Ministerio tunecino de Salud que nos permitirá mantener nuestras actividades con migrantes, refugiados y víctimas de la trata de personas, así como con tunecinos vulnerables que tienen poco acceso a la sanidad pública. Estos programas se desarrollan en los alrededores de las ciudades costeras de Zarzis y Sfax.

En Zarzis, nuestros equipos móviles proporcionaron atención médica y de salud mental en el centro de la Media Luna Roja Tunecina en Médenine; aquí se atendieron 1.833 consultas, un tercio de ellas de mujeres. También ofrecieron asistencia médica y de salud mental a los últimos residentes del campo de Choucha hasta su desalojo forzoso en junio de 2017 y realizaron un total de 109 consultas. El campo se había creado en 2011 junto a la frontera libia para acoger a las personas que huían de la guerra en ese país.

En Sfax, dimos atención médica y psicológica a las víctimas de la trata de personas, los migrantes y refugiados procedentes de África subsahariana y otras personas vulnerables. Los equipos también lanzaron intervenciones de emergencia para prestar asistencia a las personas que llegaban a los puertos de Sfax y Zarzis. Donamos medicamentos y botiquines de urgencias a las autoridades de la gobernación de Médenine; estas donaciones incluían fluidos para perfusión intravenosa, vendas, cánulas, etc.

También colaboramos con las autoridades nacionales en la respuesta a brotes epidémicos de hepatitis A, aportando fondos para la compra de 7.200 vacunas por parte del Ministerio de Salud. En octubre, transferimos las actividades a otras organizaciones y cerramos los proyectos.

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Túnez entre enero y diciembre de 2017; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2017, contábamos en Túnez con 36 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastamos 0,6 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 2011.