Back to top

Cuando la lucha contra la covid-19 tiene lugar en casa

80 días de intervención en España. Así actuamos en nuestro país, apoyados por una ola abrumadora de apoyo y solidaridad. La fase más aguda de la pandemia ha finalizado, pero seguimos vigilantes y a disposición de la sociedad española.

Por David Noguera, Presidente de Médicos Sin Fronteras

“El ‘sinfronterismo’ implica actuar donde hace falta, cuando los sistemas de salud se desbordan y se incrementan los niveles de mortalidad y sufrimiento. Y en esta ocasión nos ha ocurrido en casa, en nuestro país.

Somos una organización pragmática, orientada a la acción. Y no podíamos de ninguna manera quedarnos observando de brazos cruzados. La ola de la covid-19 que impactaba en España era cada día más grande.

Nos activamos con equipos que, acostumbrados a trabajar en epidemias de Ébola, cólera y otras enfermedades infecciosas en contextos remotos, esta vez empezaron a apoyar a otros actores implicados en la respuesta a la epidemia: montamos extensiones hospitalarias en Madrid y Cataluña, asesoramos a diferentes Administraciones, formamos a otros profesionales y nos desplazamos a dar apoyo a residencias de mayores por todo el país. Los retos que encontramos fueron muchos y el objetivo estaba claro: contribuir, en lo posible, a la lucha contra la covid-19.

El sufrimiento ha sido enorme y han fallecido demasiadas personas. Nuestros mayores, los más vulnerables de esta epidemia, han muerto en muchas ocasiones solos, asustados y angustiados, sin poder despedirse de sus familias. Pero también

hemos presenciado el compromiso del personal sanitario y de otros colectivos, así como de la población en general.

A todas las personas que han contribuido, aquí va nuestro agradecimiento.

Finalizamos la intervención en España porque se ha superado la fase más aguda de la pandemia, pero seguimos vigilantes y a disposición de la sociedad española. Enfocaremos nuestros recursos ahora en los contextos con sistemas de salud frágiles y poblaciones ya de por sí vulnerables, que ahora además deben hacer frente a los retos que plantea la covid-19.

Mapa resumen de la intervención MSF en España

España es el país del mundo con más personas por habitante que son socias de Médicos Sin Fronteras (MSF). Aun lamentando profundamente las circunstancias, ha sido un honor y un orgullo poner nuestra experiencia y recursos al servicio de nuestra gente, en una intervención relevante de magnitud.

La ola de apoyo y solidaridad que hemos recibido a lo largo de los meses que ha durado nuestro trabajo en España ha sido abrumadora.

Cada día hemos sentido que no estábamos solos en nuestro empeño, que caminábamos juntos hacia un objetivo común: atender a quienes sufren.

Ahora que hemos terminado nuestras actividades en España, seguimos sintiendo a nuestros socios y donantes muy cerca en África, Asia o América Latina.

Porque allí también es nuestra casa y también es nuestra gente”.