Back to top

Declaración de David Noguera, presidente de Médicos Sin Fronteras