Back to top

Guinea-Bissau

Guinea-Bissau es uno de los países más pobres del mundo. Largos años de inestabilidad política y estancamiento económico han tenido un grave impacto en el sistema de salud.

Mapa de proyectos MSF Guinea-Buissau
4.900 
pacientes con malaria
3.700 
pacientes hospitalizados
500 
niños hospitalizados en centros de nutrición
-A A +A

En 2017, seguimos trabajando para reducir la mortalidad infantil en la región central de Bafatá mediante programas específicos en el hospital regional, donde gestionamos los servicios de neonatología y pediatría. También iniciamos un programa de nutrición destinado a niños menores de 15 años.

Nuestros equipos también dieron apoyo a cuatro centros de salud en áreas rurales y formaron a trabajadores comunitarios de salud para diagnosticar y tratar la diarrea, la malaria y las infecciones respiratorias agudas, así como para detectar y derivar a los pacientes que presentaran desnutrición. También organizaron un sistema de derivación hospitalaria para los pacientes que lo necesitaran.

MSF duplicó la capacidad de camas del hospital regional durante la temporada de máxima incidencia de malaria y, como medida preventiva adicional, implementó una estrategia de quimioprevención de la malaria estacional (SMC) por segundo año consecutivo; 21.000 niños fueron tratados en Bafatá. Como resultado de las iniciativas de incidencia política y de capacitación de los equipos, las autoridades sanitarias asignaron fondos para llevar la SMC a otras regiones del país.

En el Hospital Nacional Simão Mendes (HNSM) de la capital, trabajamos en la unidad de cuidados intensivos pediátricos y, a partir de septiembre, instalamos 40 camas en la uci de neonatos. Este equipo trabajó en estrecha colaboración con los servicios pediátricos del Ministerio de Salud para reducir la elevadísima tasa de mortalidad infantil en la uci, provocada principalmente por la sepsis, las infecciones del tracto respiratorio inferior y la malaria.

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Guinea-Bissau entre enero y diciembre de 2017; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2017, contábamos en Guinea-Bissau con 298 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastamos 5,3 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1998.

En 2017, MSF España era la única sección de MSF que trabajaba en este país. Si quieres conocer más en profundidad el trabajo de nuestra sección allí, consulta nuestro Informe de Misiones.