Back to top

Nuestra base social

Al cierre de 2018, cerca de 6,3 millones de personas y entidades privadas nos apoyaban como socias o colaboradoras en todo el mundo, con sus aportaciones regulares o puntuales. Son la base de nuestra independencia financiera: gracias a ellas no dependemos de la financiación de los Gobiernos y, así, nuestra acción médico-humanitaria y nuestro testimonio pueden ser independientes, neutrales e imparciales.

Gracias a nuestra base social, es MSF quien decide a qué poblaciones atendemos, dónde y cuándo lo hacemos y qué tipo de asistencia les proporcionamos, con un único interés: el de las personas que necesitan ayuda urgente.

En España, al cierre de 2018, nos apoyan más de 569.000 personas: 489.900 mediante aportaciones regulares y 79.100 con aportaciones puntuales. Nos enorgullece decir que nuestra base social ha demostrado, incluso en momentos de crisis económica, su gran sensibilidad hacia el sufrimiento de las personas a las que atendemos fuera de nuestras fronteras.

A este compromiso de quienes nos confían sus aportaciones, nosotros respondemos con una estricta ética del gasto y con rendición de cuentas. Creemos, de hecho, que esta transparencia es una de las claves de la confianza y fidelidad que nuestra base social nos viene demostrando desde hace tantos años.

Si te interesa apoyarnos, visita Colabora.