Back to top
04.02.2016

Aún hay tiempo para evitar que el TPP impida el acceso a medicamentos genéricos que salvan vidas

Mientras representantes de los Estados Unidos y de otros 11 países de la cuenca de Pacífico se reúnen en Nueva Zelanda este jueves para firmar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), la lucha para proteger el acceso a los medicamentos en los países del TPP se está intensificando a nivel nacional, dando inicio a procesos legislativos que van a determinar si el acuerdo es finalmente ratificado e implementado.

-A A +A

Médicos Sin Fronteras (MSF) llama a las más de 800 millones de personas que viven en los países del TPP a que insten a sus gobiernos a rechazar el acuerdo a menos que sean eliminadas las perjudiciales disposiciones que fijarán precios altos para los medicamentos.

"La lucha para impedir que este acuerdo comercial entre en vigencia está lejos de terminar", declaró Judit Rius Sanjuan, Directora y Asesora Jurídica de la Campaña de Acceso a Medicamentos Esenciales de MSF en Estados Unidos. "El texto del TPP que está siendo firmado es el peor acuerdo comercial para el acceso a medicamentos y hará que los tratamientos que salvan vidas sean inasequibles para aquellos que más los necesitan. Por eso es fundamental que las personas demanden a sus gobiernos a que cumplan las obligaciones de proteger la salud pública y eviten el abuso que el TPP habilitará.”

Actualmente, los países miembros del TPP son Estados Unidos, Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam, pero más países podrían firmar el TPP en el futuro. Además, el acuerdo está siendo promocionado como un modelo para futuros tratados comerciales. El impacto podría ser por lo tanto mucho mayor.

El TPP fue aprobado en octubre del 2015 después de más de cinco años de negociaciones que se llevaron a cabo sin la posibilidad de contar con una revisión pública. El texto del acuerdo ahora es público y las personas afectadas por el TPP pueden finalmente expresar su opinión y decirles a sus legisladores y a los gobiernos que no ratifiquen el acuerdo a menos que sean eliminadas las disposiciones perjudiciales que dañarán el acceso a medicamentos.

Si se implementa, el TPP extenderá los monopolios de las compañías farmacéuticas y evitará que las personas tengan acceso a medicamentos que salvan vidas al bloquear o retrasar la disponibilidad de genéricos que reducen el precio. Además, el TPP desmantelará salvaguardas para la salud pública y obligará a los países en desarrollo a cambiar sus leyes para incorporar abusivas protecciones de propiedad intelectual para las compañías farmacéuticas, haciendo más difícil para las personas -y para organizaciones como MSF- comprar los medicamentos a precios asequibles.

El alto precio de los medicamentos es un problema global que afecta a los países en todos los niveles de ingresos, incluyendo a Estados Unidos. Los altos precios y las estrictas normas de propiedad intelectual tampoco ayudarán a resolver la crisis mundial de innovación biomédica, incluyendo la falta de nuevos medicamentos para tratar la resistencia a los antibióticos. Los altos precios de los medicamentos desvían los recursos de los gobiernos lejos de las necesidades de financiación para la investigación y desarrollo y en favor de aumentar el beneficio de las compañías farmacéuticas multinacionales.

MSF insta a los países del TPP a que no firmen un acuerdo que daña el acceso a medicamentos asequibles.

"Ahora corresponde al público preguntarle a sus gobiernos si van a defender la salud de los pacientes y de las familias o los beneficios de las empresas farmacéuticas multinacionales", manifestó Rius Sanjuan. "El TPP que se firma es un paso más en el proceso, pero los esfuerzos para impedir que el TPP bloquee el acceso de la población a medicamentos asequibles está lejos de terminar."