Back to top

Preguntas más frecuentes

¿Puedo colaborar con MSF durante un corto periodo de tiempo o aprovechando las vacaciones de verano?

La mayor parte de las posiciones en nuestros proyectos son de más de seis meses de duración: por eso requerimos una disponibilidad mínima de 12 meses para poder iniciar el proceso de selección. Solamente en el caso de perfiles concretos (cirujanos, ginecólogos y anestesistas) se aceptan estancias cortas.

¿Antes de finalizar mi formación o como parte de mis prácticas podría colaborar con MSF?

Uno de los requisitos imprescindibles para trabajar con MSF en el terreno es haber finalizado la formación de acuerdo al perfil solicitado. Además, el candidato debe contar con al menos dos años de experiencia laboral en el ámbito en el que quiere trabajar. MSF no contempla la posibilidad de realizar prácticas profesionales en el terreno.

¿Cuánto tiempo dura el proceso de selección? ¿Cuánto tiempo puede transcurrir hasta que se me asigne una misión?

El proceso de selección no tiene un tiempo de duración determinado: suele ser de entre tres y seis meses, dependiendo de la disponibilidad de posiciones en el terreno y del perfil del candidato. Se trata de un proceso minucioso durante el cual buscamos el puesto más adecuado para cada perfil seleccionado, y proporcionamos al candidato información pertinente sobre la organización.

Llevamos a cabo una selección continua de personas que viajarán al terreno, aunque la asignación de la primera misión viene determinada por las necesidades de los proyectos. Una vez que la persona haya superado el proceso de selección, y si las circunstancias así lo permiten, tendrá que pasar por un periodo de inducción y formación de varios días antes de incorporarse a un proyecto.

¿Puedo elegir el destino de mi primera misión?

MSF asignará el destino de la primera misión. Debes tener presente que MSF busca profesionales comprometidos con la ayuda médica y humanitaria, independientemente del contexto en la que esta se lleve a cabo. En esta línea, la flexibilidad y capacidad de adaptación de los candidatos son competencias esenciales para cualquier trabajador humanitario de MSF.

La organización, como empleador responsable, provee al trabajador expatriado la información necesaria para que pueda dar un consentimiento informado a su salida al terreno. Es fundamental que, durante el proceso de selección, el candidato se informe correctamente sobre los contextos de actuación de MSF y las condiciones de salida. No obstante, si en el momento de asignarle una misión, el expatriado tiene serias dudas sobre el destino al que tendrá que desplazarse (alta percepción de inseguridad), debe comunicarlo a la organización para estudiar posibles alternativas.

¿Puedo trabajar en mi propio país como expatriado?

Raramente un trabajador de MSF con estatus laboral de expatriado puede trabajar en su propio país. La definición de expatriado implica salir del propio país de origen, en el caso de MSF para desarrollar una labor de atención médica y humanitaria en el ámbito internacional.

¿Puede acompañarme mi familia?

Las condiciones de vida y de trabajo con MSF son a menudo incompatibles con la presencia de personas que no participan en los proyectos. Raramente se da la presencia de familias en los proyectos y en todo caso depende sobre todo de las condiciones de seguridad en los mismos. Cada caso es estudiado por separado. No obstante, nunca una persona que sale por primera vez con MSF podrá ir acompañada de sus familiares.

¿Puedo en mi primera misión viajar acompañado de mi pareja o con una persona a mi cargo?

Exceptuando los puestos de coordinación, el resto de personal expatriado de MSF no puede salir al terreno con pareja, al menos durante sus primeros 12 meses de trabajo en la organización. Una vez concluido ese periodo, y en el caso de parejas en las que ambos estén trabajando en MSF, podrán solicitar una misión conjunta.

¿Las colaboraciones profesionales con MSF son retribuidas o voluntarias?

Las condiciones salariales no son la principal motivación de las personas que trabajan en MSF, si bien la organización entiende que se deben cubrir unos mínimos. En este sentido, contamos con una escala salarial estructurada en tres únicas categorías de puestos (generales, coordinación y jefe de misión). A su vez, en cada una de estas categorías se establecen hasta 14 niveles salariales en función de los años de experiencia. Durante el primer año, todas la personas contarán con un salario inicial ajustado (de aproximadamente 1.100 € brutos al mes); a partir de este periodo, se computará la experiencia profesional previa y adecuadamente certificada.

¿Qué posibilidades de desarrollo de mi carrera profesional ofrece MSF?

La asistencia humanitaria demanda profesionales experimentados dispuestos a aportar un alto nivel de competencias técnicas y personales. En este sentido, MSF puede ofrecer oportunidades de crecimiento a los profesionales que estén dispuestos a comprometerse con la organización. Por ello, apostamos por el desarrollo de la carrera profesional de nuestros trabajadores a través de un sistema de promoción, formación técnica de ámbito internacional, ayuda económica para acceder a formaciones externas, posibilidad de contratos de larga duración y planes de apoyo en el terreno.

¿MSF cuenta con una política de formación?

Contamos con una política de formación dirigida a las personas que colaboran de forma continuada y asumen un compromiso duradero con MSF. Además de los cursos nacionales e internacionales que organizamos, ofrecemos la posibilidad de acceder a ayudas económicas para realizar otras formaciones externas. La capacitación del equipo humano es una de nuestras prioridades.

¿Es realmente importante mi nivel de idiomas para trabajar en el terreno?

Es muy importante poseer un nivel alto de inglés y/o francés y/o árabe y/o portugués, valorándose positivamente el conocimiento de dos de ellos como mínimo. Al ser una organización internacional, nuestros equipos están integrados por personas de orígenes diversos que adoptan como idioma común de trabajo el más hablado en el país en el que desarrollan su labor. A la vez, el conocimiento de varios idiomas es un importante valor añadido a la hora de asignar una misión y para poder desarrollarte dentro de la organización y en contextos diversos.

¿Existe un límite de edad para trabajar en un proyecto?

No, pero debes tener en cuenta las condiciones de vida y de trabajo en el terreno. La mayoría de las personas que trabajan en el terreno con MSF por primera vez tienen entre 25 y 40 años.