Back to top
17.03.2022

Instamos al gobierno etíope a responder a una investigación que atribuye a miembros de su ejército el asesinato de tres trabajadores de nuestra organización

Declaración en nombre de la presidenta de Médicos Sin Fronteras España, Paula Gil.

Logo de Médicos Sin Fronteras
-A A +A

Hoy, 17 de marzo, el diario The New York Times publicó una investigación sobre los asesinatos de nuestros compañeros María Hernández, Tedros Gebremariam y Yohannes Halefom en Tigray, en Etiopía, el 24 de junio de 2021. El reportaje atribuye la responsabilidad de los asesinatos a la Fuerza de Defensa Nacional de Etiopía (FDNE), y señala la implicación directa de un comandante de las FDNE.

Instamos a la República Federal Democrática de Etiopía (RFDE) a responder a este reportaje, que atribuye la responsabilidad de los asesinatos de nuestros compañeros a miembros de su fuerza militar, las FDNE.

Desde el momento de la trágica muerte de nuestros compañeros, MSF hemos intentado incansablemente entender todas las circunstancias que envolvieron los asesinatos y obtener una asunción de responsabilidades. Los resultados de nuestro análisis interno, que se han compartido con las autoridades etíopes, no pudieron confirmar con certeza quiénes fueron los autores ni sus motivos.

Tanto en público como bilateralmente en privado, hemos mantenido contacto con las dos partes presentes en la zona donde se produjeron los asesinatos –el Ejército y el Frente Popular de Liberación de Tigray (FPLT)– y les hemos realizado preguntas y peticiones específicas sobre su presunta implicación en estos hechos. También les hemos pedido que compartan los resultados de sus investigaciones y análisis con nosotros y con las familias de María, Tedros y Yohannes. A día de hoy, todavía no tenemos ninguna claridad sobre las circunstancias en la que se cometieron los asesinatos ni sobre la responsabilidad de los mismos. A través de nuestros contactos bilaterales, sabemos que hay una investigación en curso de las autoridades etíopes. Es urgente que compartan sus conclusiones.

Necesitamos claridad de todas las partes sobre lo que ocurrió ese terrible día y seguiremos con nuestros contactos bilaterales para obtener esa información. La seguridad del personal humanitario que presta atención médica y asistencia en Etiopía requiere urgentemente que se tomen las medidas adecuadas para evitar que hechos tan trágicos vuelvan a ocurrir.

La memoria de María, Tedros y Yohannes y el dolor de sus familiares cercanos, de sus amigos y de sus colegas necesitan consuelo y poner cierre a lo ocurrido. Necesitamos respuestas.